• El Líder iraní, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en una reunión con comandantes del CGRI, Teherán, 2 de octubre de 2019. (Foto: Khamenei.ir)
Publicada: miércoles, 2 de octubre de 2019 22:00

El Líder iraní considera las sanciones petroleras de EE.UU. “un problema pasajero”, dado que Irán está avanzando hacia una economía libre de crudo.

“Las sanciones petroleras son un problema pasajero (…) Si se actúa bien, este problema de corta duración producirá un beneficio de larga duración, que es, de hecho, excluir los ingresos petroleros del presupuesto del país”, ha afirmado el ayatolá Seyed Ali Jamenei en una reunión mantenida este miércoles con miles de comandantes del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en Teherán, la capital persa.

Al respecto, el Líder de la Revolución Islámica se ha referido a un anuncio realizado por el Gobierno iraní, presidido por Hasan Rohani, de elaborar el próximo presupuesto sin incluir los ingresos petroleros, y lo ha considerado “un logro enorme”.

LEER MÁS: Irán: EEUU utiliza a petróleo como un arma en su guerra económica

LEER MÁS: Irán: EEUU usa el petróleo como arma para lograr sus objetivos

El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas iraníes, de hecho, ve “una oportunidad” en los embargos de la Casa Blanca y sus intentos por reducir a cero las exportaciones petroleras de Irán para establecer una economía totalmente libre del crudo.

“La presión que se está ejerciendo tácticamente contra nosotros con las sanciones, nos beneficiará estratégicamente”, ha afirmado el ayatolá Jamenei.

Las sanciones petroleras son un problema pasajero (…) Si se actúa bien, este problema de corta duración producirá un beneficio de larga duración, que es, de hecho, excluir los ingresos petroleros del presupuesto del país”, ha afirmado el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

 

El Líder de la Revolución Islámica ha reconocido que la nación iraní sufre económicamente por la política de máxima presión de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, pero, al mismo tiempo, se ha manifestado convencido de que la situación económica mejorará paulatinamente mediante la adopción de políticas firmes y correctas.

A su juicio, “la nación iraní saldrá victoriosa” del enfrentamiento que mantiene actualmente con un mundo de tiranía y arrogancia, mientras confíe en las capacidades y las posibilidades internas.

LEER MÁS: Irán tiene una economía estable a pesar de las sanciones de EEUU

LEER MÁS: “EEUU fracasó en hacer colapsar la economía iraní con presiones”

Trump anunció, el 8 de mayo de 2018, la retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 (entonces conformado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) y remató la medida con la reactivación de todas las sanciones antiraníes que habían sido levantadas en virtud del pacto y muchas otras más.

Es más, la Casa Blanca intentaba aislar a Irán y reducir a cero sus exportaciones petroleras al presionar a otros países para que corten sus lazos con Teherán, empero, Irán, un país poderoso en el ámbito militar, que es considerado un peso pesado en la región y que posee también grandes reservas naturales, es difícil de ignorar.

ask/anz/mnz/mjs