• El director general para Asuntos de Paz y Seguridad Internacional del Ministerio de Exteriores de Irán, Reza Nayafi.
Publicada: sábado, 1 de diciembre de 2018 22:39

Irán denuncia que Estados Unidos y otros países occidentales buscan politizar la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

El director general para Asuntos de Paz y Seguridad Internacional de la Cancillería iraní, Reza Nayafi, ha denunciado este sábado el papel destructivo de EE.UU. en la 4.a Conferencia de Revisión de Convención sobre Armas Químicas (CAQ) de esta organización, celebrada entre el 21 a 30 de noviembre en La Haya, en los Países Bajos. 

Washington y algunos países occidentales impidieron la aprobación del documento final de la citada conferencia, bajo varios pretextos, entre ellos, la membrecía de Palestina en la OPAQ y acusaciones contra el Gobierno sirio sobre el uso de armas químicas.

El diplomático persa, no obstante, ha resaltado que la politización de las actividades de la OPAQ y un enfoque egoísta en la interpretación de las regulaciones de la convención han provocado “una ruptura peligrosa” en la estructura de la organización que podría derivar en un colapso total. 

EE.UU., como el usuario más prolífico de armas de destrucción masiva, incluidas las armas químicas, y como partidario de otros usuarios de esas armas, en particular el exdictador iraquí Sadam Husein y los grupos terroristas, no está en posición de hablar sobre otros estados miembros”, denuncia el director general para Asuntos de Paz y Seguridad Internacional de la Cancillería iraní, Reza Nayafi.

 

El diplomático iraní también ha cargado contra Washington por haber violado todos sus compromisos internacionales por medio de sus “políticas destructivas y divisivas” y, por tanto, no está en condiciones de objetar las decisiones de la conferencia de la OPAQ.

“Estados Unidos, como el usuario más prolífico de armas de destrucción masiva, incluidas las armas químicas, y como patrocinador de otros usuarios de esas armas, en particular del exdictador iraquí Sadam Husein y grupos terroristas, no está en posición de hablar sobre otros Estados miembros”, ha sostenido Nayafi.

En el marco de la Convención sobre Armas Químicas que entró en vigor el 29 de abril de 1997 y cuenta hasta la fecha con 192 firmantes, excepto el régimen israelí, Corea del Norte, Egipto y Sudán del Sur, los que se adhirieron a esta convención se comprometieron con el desarme completo de su arsenal químico y EE.UU., uno de los que más armas de este tipo posee, aún no ha cumplido con su responsabilidad.

Teherán ha pedido en varias ocasiones una mayor presión internacional sobre EE.UU. a fin de que destruya su arsenal por constituir una “amenaza” para la paz y la seguridad internacional.

myd/ncl/fdd/mkh

Comentarios