• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, habla con los periodistas en una sesión informativa en Teherán, 14 de marzo de 2018.
Publicada: miércoles, 14 de marzo de 2018 14:25

A raíz de conjeturas sobre posibles preparativos para un ataque militar a Siria del Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, ha advertido a Washington de que no debe tomar decisiones ‘tontas’ respecto al país árabe.

En declaraciones a los periodistas en una sesión informativa este miércoles, el portavoz iraní ha aconsejado a Washington que considere con cuidado las implicaciones, antes de adoptar cualquier medida intervencionista en Oriente Medio.

Que Estados Unidos emprenda acciones hostiles contra los países de la región no es nada nuevo, ha resaltado Qasemi, antes de subrayar, sin embargo, que Washington no tiene derecho a intervenir en Siria y que, de ocurrir, “sería una especie de invasión”.

“Las naciones de la región han demostrado que no aceptarán la presencia extranjera y esperamos que Estados Unidos reconsidere esta decisión tonta”, ha agregado el portavoz persa.

Las naciones de la región han demostrado que no aceptarán la presencia extranjera y esperamos que Estados Unidos reconsidere esta decisión tonta”, dice el portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, en alusión a una posible decisión de Washington para lanzar un ataque militar a Siria.

 

Ha habido informes de que EE.UU. y algunos de sus aliados occidentales que participan en una campaña de ataque aéreo contra supuestas posiciones terroristas en Siria están considerando una acción militar a gran escala contra el país árabe, con el pretexto de que el presidente sirio, Bashar al-Asad, “mata a su propia gente”.

La embajadora de EE.UU. ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, agravó esta preocupación el lunes al decir que Washington estaba listo para actuar unilateralmente contra Siria, tal como hizo en abril pasado cuando bombardeó con misiles de crucero una base aérea siria, acusando a Damasco de haberla usado días antes para un ataque con gas sarín en la aldea de Jan Sheijun, en la provincia noroccidental de Idlib.

No obstante, Siria ha negado las acusaciones, argumentando que no tiene ningún motivo para recurrir a armamento químico, ya que sus tropas llevan la ventaja en su lucha contra los terroristas.

aaf/mla/ftm/mkh

Commentarios