• El embajador de Francia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), François Delattre.
Publicada: martes, 19 de julio de 2016 16:41
Actualizada: sábado, 22 de abril de 2017 11:54

La Cancillería iraní denuncia la clara e intencional parcialidad de Francia y rechaza todos sus argumentos contra el programa defensivo y misilístico de Irán.

“Las capacidades militares de Irán, incluidos sus misiles, no son para usos nucleares o para portar armas nucleares”, ha enfatizado este martes el portavoz de la Cancillería persa, Bahram Qasemi, asegurando que el programa defensivo de Irán no contradice las normativas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En reacción a las afirmaciones del embajador francés ante la ONU, François Delattre, sobre las actividades nucleares, los misiles y las políticas regionales de la República Islámica, el diplomático persa ha afirmado que se tratan de comentarios contradictorios a los del Gobierno de París.

Las capacidades militares de Irán, incluidos sus misiles, no son para usos nucleares o para portar armas nucleares”, enfatiza el portavoz de la Cancillería persa, Bahram Qasemi.

Las capacidades defensivas y los misiles iraníes son exclusivamente para una defensa legítima de la soberanía y la integridad iraníes en caso de ser necesario. “Estos aparatos no son construidos para portar armas nucleares y por tanto no violan ninguna ley internacional”, ha indicado.

 

“Según los numerosos informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), la República Islámica ha cumplido con todos sus compromisos en el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés)”, ha recordado, para luego lamentar el rechazo de la contraparte al cumplimiento de sus compromisos.

“Estas declaraciones carecen de fundamentos auténticos y en realidad buscan solapar la intervención multilateral de Francia en los asuntos internos de Siria, una intervención que ha impuesto grandes daños a la nación siria, tanto en lo referido a las víctimas mortales como en daños materiales”, ha considerado.

A este respecto, ha criticado los esfuerzos de Francia por desestabilizar la zona y estar al lado de los fundadores y los patrocinadores del terrorismo, así como del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

tas/anz/rba