• El ministro de Justicia de Perú, Félix Chero.
Publicada: martes, 6 de diciembre de 2022 2:12
Actualizada: martes, 6 de diciembre de 2022 10:33

El ministro de Justicia de Perú, Félix Chero, afirma que el Ejecutivo no admitirá la decisión del Congreso de destituir al presidente Pedro Castillo.

Así es [no aceptaremos una destitución de parte del Congreso] y por una sencilla razón: lo que se pretende con esta tercera vacancia [destitución] es hacer un híbrido subjetivo de causales que ya han sido discutidas en la primera y segunda vacancia”, ha aseverado este lunes el ministro peruano en una entrevista con la radio local Exitosa.

Esto, mientras que el Parlamento del país sudamericano debatirá el miércoles un pedido de destitución del jefe de estado ofrecido por un grupo de los opositores del Gobierno, porque “es inaceptable que un presidente ejerza el cargo en medio fuertes indicios de corrupción, grave indignidad, o cuestionamientos morales y éticos”. Se necesitan dos tercios del número total de congresistas, es decir, 87 votos a favor de la moción.

Asimismo, ha señalado que el Legislativo no reconocerá su petición para destituir el presidente, lo que se considera como “hechos y aparentes elementos de convicción que no han sido corroborados y que corresponden al ámbito fiscal”.

 

Con este último, ya son tres pedidos impulsados por el Poder Legislativo del País desde que Castillo se nombró como presidente en el julio de 2022.

Sin embargo, ante tales actos del Congreso, el mandatario peruano afirma que “nada impedirá que sigamos al mando de la nación hasta el último día de nuestro Gobierno”. “Frente a la pretensión de algunos sectores políticos de intentar quebrantar el orden constitucional y la voluntad popular expresada en las urnas, ratifico que nada impedirá que sigamos al mando de la nación hasta el último día de nuestro Gobierno”, puso de relieve el jefe de Estado peruano.

Desde el momento de que asumió el poder en 2021, Castillo ha sobrevivido varias mociones de censura que se presentaron en el Congreso. De hecho, la actitud irreconciliable de un Parlamento hostil hacia el Ejecutivo, ha puesto en entredicho el futuro político del mandatario y la situación en el país. El jefe de Estado asegura que es inocente.

nrl/hnb