• La cuenta de Twitter de la embajada de EE.UU. en Israel.
Publicada: jueves, 21 de enero de 2021 2:08
Actualizada: jueves, 21 de enero de 2021 2:49

El nombre de la cuenta de Twitter de la embajada de EE.UU. en territorios ocupados palestinos agrega “Cisjordania y Gaza” con la llegada a la Casa Blanca de Biden.

Según informó el diario israelí The Jerusalem Post, mientras David Friedman dejó el miércoles de ser el embajador de EE.UU. ante Israel con el fin del mandato del expresidente de EE.UU. Donald Trump, su cuenta cambió de denominación y pasó a llamarse: “embajador de EE.UU. en Israel, Cisjordania y Gaza”.

Aunque corrigieron el nombre poco después y la cuenta cambió de nuevo a “embajador de EE.UU. en Israel”, lo ocurrido ha suscitado especulaciones en las redes sociales acerca de que Biden, que prestó juramento la misma jornada como el 46.º presidente de EE.UU., habría forzado tal cambio.

Entretanto, un portavoz de la misión diplomática afirmó que las palabras agregadas, que terminaron por suprimirse poco después, fueron “una edición inadvertida” y “esto no supone un cambio de política o una indicación de un cambio de política futuro”.

 

Este hecho tuvo lugar en momentos en los que las autoridades israelíes temen que Biden restablezca las relaciones de EE.UU. con los palestinos, unos lazos que fueron cortados durante el mandato de Trump. Por ello, el régimen israelí fue acelerando sus planes de ocupación y expansionismo de sus asentamientos en los territorios ocupados palestinos a medida que se acercaba la fecha del fin de la gobernanza del magnate republicano.

En los cuatro años al frente de EE.UU., Trump tomó varias decisiones polémicas. Entre ellas figura la de declarar la ciudad de Al-Quds (Jerusalén) capital de Israel y ordenar el traslado, en mayo de 2018, de la embajada de EE.UU. de Tel Aviv (oeste de la Palestina ocupada) a la referida urbe.

No obstante, conforme a los palestinos, esperar que Biden compense el daño que hizo su predecesor “es una tontería”, puesto que tanto el demócrata como su equipo ya han dejado muy claro que no revertirán las decisiones de Trump, que, desde su llegada al poder en 2017, adoptó una política de corte sumamente proisraelí.

nkh/anz/mkh