• El portavoz de la Yihad Islámica Palestina, Davud Shahab.
Publicada: jueves, 6 de junio de 2019 12:59
Actualizada: jueves, 6 de junio de 2019 18:29

La Yihad Islámica Palestina señala que no se debe olvidar la ocupación israelí de la ciudad de Al-Quds hasta que por fin sea liberada de manos de los ocupantes.

Ayer miércoles 5 de junio se cumplió 52 años del inicio de la Guerra de los Seis Días (1967), en la que el régimen de Israel ocupó parte de los altos del Golán, Cisjordania, la Franja de Gaza y Al-Quds, esta última ciudad los palestinos reivindican como la capital de su Estado.

El portavoz del Movimiento Yihad Islámica Palestina, Davud Shahab, indicó en la misma jornada que no se debe olvidar ese día e instó a los palestinos a seguir esforzándose en su lucha para acabar con décadas de ocupación israelí.

La ocupación de Al-Quds nunca podrá borrar su efecto y recuerdo de la vida de los palestinos, quienes lucharán hasta que la retomen y liberen de las manos de los ocupantes, destacó Shahab.

Agregó, en este sentido, que la ocupación israelí de 1967 entristeció a los musulmanes y desde aquel entonces los enemigos han estado intentando dividir a la comunidad musulmana para conseguir así su fin de avanzar con sus políticas en Al-Quds sin ninguna resistencia.

 

A continuación, Shahab sostuvo que la principal misión de su movimiento será la de poner a las generaciones palestinas al tanto de sus derechos sobre Al-Quds y toda Palestina y asegurar que la resistencia ante los sionistas siempre esté en su agenda.

Una de las medidas orientadas a privar aún más a los palestinos de sus derechos, según denuncian los palestinos, ha sido la elaboración, por la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, del llamado “acuerdo del siglo”, una propuesta que ha sido rechazada rotundamente por las autoridades palestinas y los movimientos de Resistencia.

La Casa Blanca ha convocado un foro para los días 25 y 26 de junio en la capital de Baréin, Manama, donde se prevé que aireen la parte económica del acuerdo. Hasta el momento, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Catar han anunciado su participación en el evento boicoteado y condenado por los palestinos.

Según distintos informes filtrados, el “acuerdo del siglo” que ultima Washington niega el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados tras la formación ilegal del régimen israelí, y ni siquiera contempla que haya un Estado palestino separado y soberano.

mtk/lvs/mjs