• El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, habla en una rueda de prensa durante una cumbre en Adís Abeba, Etiopía, 28 de enero de 2018.
Publicada: martes, 6 de febrero de 2018 10:27
Actualizada: martes, 6 de febrero de 2018 13:31

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, asegura que la solución de dos estados es la única posibilidad de superar el prolongado conflicto israelí-palestino, y advierte de que las “tendencias negativas” al respecto podrían matar el proceso de paz.

“No hay Plan B. Una solución de dos estados es la única forma de lograr los derechos inalienables del pueblo palestino y garantizar una solución sostenible al conflicto”, aseguró el lunes Guterres en una reunión con un comité de derechos de los palestinos en la sede del organismo mundial en Nueva York (EE.UU.).

El máximo titular de la ONU aseguró que la llamada solución de dos estados es “la única manera de lograr la paz, la estabilidad, la prosperidad y el desarrollo en la región”.

Denunció los esfuerzos de ciertos lados para matar la iniciativa de paz y advirtió de que esto es incompatible con la realización de los propósitos legítimos nacionales, históricos y democráticos de los palestinos y de los israelíes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien prometió que conseguiría un “acuerdo definitivo” israelí-palestino, obstaculizó abiertamente el logro de cualquier solución al reconocer el mes pasado Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel.

El presidente palestino, Mahmud Abás, tachó a mediados de enero la oferta de paz de Trump de la “bofetada del siglo” y dijo que el régimen de Israel “puso fin” a los Acuerdos de Paz de Oslo (1993), que buscaban hallar una solución final para la creación de un Estado palestino.

No hay Plan B. Una solución de dos estados es la única forma de lograr los derechos inalienables del pueblo palestino y garantizar una solución sostenible al conflicto”, señala el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, en alusión al conflicto israelí-palestino.

 

Guterres aprovechó además la cita para subrayar que la expansión de los asentamientos ilegales israelíes en la Cisjordania ocupada y en Jerusalén es “ilegal según las resoluciones de la ONU y el derecho internacional” y que la moción es un gran obstáculo para la paz y debe ser revocada.

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, es duramente criticado por casi el mundo entero por socavar el proceso de paz impulsando la construcción de asentamientos ilegales en los territorios palestinos ocupados.

ftm/nii/