• La novela “secreta” de la supuesta conexión iraní con Podemos
Publicada: lunes, 25 de enero de 2016 11:54
Actualizada: martes, 26 de abril de 2016 3:07

La fantasía es una cualidad que nace con los niños y que tiene un amplio desarrollo en la edad infantil, comenzando a transformarse en otras formas creativas en la medida que la adolescencia llega. Así, se une la rigurosidad con la idea brillante para construir lo nuevo e incluso insólito.

Sin embargo, este proceso intelectual también puede desviarse de su objetivo inicial cual es consolidar un pensamiento innovador, para modificarse y emplearse como una novela que conlleve la atención pese a ser falsa. Aquí lo que existe en una intención maquiavélica si se hace con dicho propósito pues se inventa para hacer daño a  un individuo o incluso a una nación.

Ello ha ocurrido innumerables veces en el campo de la información ya que imaginar realidades que no existen se ha convertido en una práctica común para varios medios los cuales abusan de su poder y lanzan denuncias inverosímiles sin tener ningún fundamento, excepto lesionar a otros. Así ha sido la extraordinaria aventura para ligar a una televisión internacional respetada mundialmente como es HispanTV con Podemos, el grupo alternativo en España, vinculando también al Gobierno venezolano.

La historia comienza en la prensa occidental por el periódico “El Confidencial”, según el cual ha recibido una información dada por un ex alto ejecutivo del Gobierno venezolano quien ha denunciado que, acorde con la DEA, se ha descubierto que Podemos ha sido financiado por HispanTV a través de una sofisticada red de envío de dineros los que han contado con el apoyo del chavismo, que ha blanqueado dineros del narcotráfico.

En este intento coopera YouTube donde se entrega una serie de programas y entrevistas complicando la trama y haciéndola cada vez más intrincada. Aquí se establece que Pablo Iglesias, el máximo representante de Podemos, habría recibido 93.000 euros por su participación en el programa Fort Apache, emitido por la televisora iraní entre 2013 y 2015, los cuales habrían sido “desviados” a través de varios países (Londres, Dinamarca, Países Bálticos, Moscú, Dubai. Hong Kong, Tayikistán, entre otros), para luego llevarlos a diversas cuentas bancarias…los cuales habrían sido depositados a la madre de este líder español. Todo ello demostraría el dinero de narcotráfico venezolano gestionado por familiares de este gobierno, hecho efectivo a Iglesias y donde HispanTV habría financiado a dicha organización.

Para hacer más interesante la novela se ha recurrido a la táctica de las “fuentes cercanas al caso” o “declaraciones personalizadas” que “confirma la seriedad de las denuncias” de un personaje desconocido que confiesa su verdad, provocando alguna hilaridad pues apela a la falta de conciencia pública para comprender cómo quien no conoce a alguien se basa en quien no conoce para aceptar lo desconocido como conocido, evidente circunloquio propio del campo siquiátrico. Esta premeditada idea fantástica de la canalización de fondos es alimentada por los troles, trabajadores de las redes pagados para difundir noticias simuladas en forma de auténticas.

Naturalmente después de la historia contada con la mayor seguridad y sin aportar ninguna prueba ya que se trata de una fantasía que no la requiere (iniciada desde el 2014), se comprueba la increíble capacidad de inventiva atribuida a un funcionario que siempre aparece aunque sin decir su nombre ni mostrar su presencia y de cuya existencia no se puede emitir ninguna foto o declaración pues es de “reserva absoluta”, mostrando un protagonista inexistente que habla a través de terceras personas que lo conocen de la nada.

La conclusión más obvia es que el fallecido Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, habría sentido envidia de esta novela cuasi mágica pues casi excede su experiencia e imaginación. O tal vez la hubiese tomado como un tema para su próximo trabajo si hubiese estado vivo pues la brillante historia contada con las más débiles pruebas sólo podría ser sobrepasada por una mente por fuera de lo lógico, racional, creíble, para transformarse en una historia del más allá.

Lo delicado es que a nivel mundial ya se ha hecho un daño enorme pues tal como se ha mostrado reiteradamente por la “prensa libre” parece verdadera pese a ser una impostación, impunidad debido a que no existe ninguna organización internacional que castigue a periódicos o periodistas que mienten o engañan con alevosía.

Interesante sería contrastar los cerca de cien mil euros percibidos de su labor profesional por Pablo Iglesias con los miles de millones de dólares que invierten las transnacionales en desestabilizar naciones soberanas, violentar la vida o fingir de modo fraudulento inexactitudes a través de la diaria información tergiversada.

Finalmente, hay que reconocer que en este planeta existen funcionarios que han sido contratados para ser emisarios de la adulteración y otros, en similar circunstancia, para amplificar dicho absurdo. Este intento de novela sub realista parece ser otra constatación más de la antología ficticia.  

Carlos Santa María
Carlos Santa María Carlos Santa María es Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, profesor universitario, columnista de varios medios nacionales e internacionales y ha escrito dieciséis libros en el campo humano, político y pedagógico.

Comentarios