• Mercenarios sudaneses.
Publicada: domingo, 7 de febrero de 2021 9:58

La ONU revela lazos “directos” entre los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y mercenarios sudaneses, a quienes recluta para apoyar al general Jalifa Haftar en Libia.

Desde el derrocamiento del régimen de Muamar Gadafi en octubre de 2011 por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), liderada por EE.UU., surgieron en Libia dos facciones principales: una, liderada por Haftar, con sede en la ciudad de Tobruk (este), y otra, el llamado Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN), con sede en Trípoli (norte).

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), en un informe recogido el sábado por la página web emiratí uae71.com, reveló que los emiratíes están en contacto directo con grupos armados sudaneses en el estado de Darfur para llevarlos a Libia, con el objetivo de reforzar las filas de Haftar, que encabeza el Ejército Nacional Libio (ENL), en su lucha contra el GAN.

El reporte subraya el interés de Abu Dabi por implicarse “directamente” en el conflicto armado en Libia y señala que las autoridades emiratíes también están estudiando cómo financiar y brindar apoyo logístico a los mercenarios sudaneses.

 

Hay informes que corroboran el apoyo de los EAU al Grupo Wagner, el ejército privado de mercenarios rusos que opera, entre otros grupos extranjeros, en este país norteafricano.

Haftar cuenta con el respaldo de los EAU, Egipto, Francia y Rusia, mientras el GAN confía en el apoyo de Turquía, Italia, Alemania y Catar.

En abril de 2019, las fuerzas de Haftar lanzaron una gran ofensiva para apoderarse de Trípoli, pero su campaña militar fracasó, ya que Turquía, al intervenir militarmente en la contienda en junio de ese mismo año, ayudó al GAN a conseguir importantes victorias, como el control de todo el noroeste libio.

La ONU critica que injerencias extranjeras en la guerra de Libia hayan alcanzado “niveles sin precedentes”, diciendo que las partes reciben armas y mercenarios.

ask/ctl/mkh