• Soldados estadounidenses desplegados en el territorio de Irak.
Publicada: martes, 18 de junio de 2019 22:41
Actualizada: miércoles, 19 de junio de 2019 1:52

El Gobierno de Irak ha impuesto este martes limitaciones y restricciones a las actividades de las tropas extranjeras en su territorio nacional.

“Volvemos a recordar que están prohibidas las actividades y movimientos de cualquier fuerza extranjera en el suelo iraquí sin la autorización del Gobierno de Irak”, ha dicho el primer ministro de Irak, Adel Abdul-Mahdi, en un comunicado difundido esta misma jornada.

Insiste, asimismo, en que cualquier medida de las fuerzas extranjeras en Irak o de grupos armados que no forman parte de la estructura de las Fuerzas Armadas del país árabe debe primero coordinarse con Bagdad y contar con la autorización del Gobierno central.

También informa de que las fuerzas extranjeras no podrán mantener arsenales en suelo iraquí sin el permiso del Gobierno central y advierte que, de no respetar estas normas, deberán atenerse a las consecuencias.

Del mismo modo reitera que ningún país, ni regional ni extrarregional, tiene derecho a usar el territorio de Irak para llevar a cabo operaciones contra otras naciones y sus rivales.

Con todo ello, el titular iraquí ha reconocido que al Gobierno de Bagdad no le va a resultar fácil implementar los puntos anunciados y por eso ha solicitado la cooperación de todos los sectores políticos del país.

Estas medidas son resultado de la insistencia del pueblo y de los legisladores iraquíes para forzar a países como Estados Unidos a sacar a sus fuerzas militares del territorio iraquí, donde cuenta con bases operacionales y actúa por cuenta propia.

Volvemos a recordar que están prohibidas las actividades y movimientos de cualquier fuerza extranjera en el suelo iraquí sin la autorización del Gobierno de Irak”, ha declarado el primer ministro de Irak, Adel Abdul-Mahdi.

 

Bagdad insiste en que no necesita la presencia de tropas extranjeras en su suelo. Pide únicamente que le transmitan la experiencia y los conocimientos técnicos y les entreguen armas modernas, pero insiste en que para ello deben suscribir acuerdos.

EE.UU. tiene estacionados en Irak a unos 5000 soldados. Según fuentes militares norteamericanas, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) está considerando, además, establecer cerca de la frontera sirio-iraquí un comando que pueda ingresar en el territorio sirio en cualquier momento para llevar a cabo misiones especiales.

Incluso aceptando la excusa de Estados Unidos, es decir, que su presencia en Irak era necesaria para combatir al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), Washington, en estos momentos, tras la victoria de las FFAA iraquíes contra dicha banda extremista, ha perdido toda justificación para continuar en Irak.

hgn/hnb/nii/

Comentarios