• El clérigo chií iraquí Seyed Amar al-Hakim.
Publicada: domingo, 10 de marzo de 2019 2:41

Los iraquíes no permiten en su suelo el establecimiento de bases ni el despliegue de fuerzas de otros países, subraya el clérigo chií iraquí Seyed Amar al-Hakim.

“Irak es un estado soberano, no subordinado o subyugado. En este sentido, decimos no a las bases militares extranjeras, a las fuerzas de combate extranjeras, a las misiones extranjeras, a las provocaciones unilaterales o a los ataques de países vecinos desde el territorio y el espacio aéreo iraquíes”, remarcó el sábado Al-Hakim, líder del Movimiento de Sabiduría Nacional, en una ceremonia pública.

A continuación, explicó que un grupo extranjero busca que Irak se atrinchere y sea prisionero de intereses e ideas limitados. “Y hay otro que quiere que el país desempeñe su papel natural en la región y decida su propio destino. Esto no se hará realidad a menos que construyamos un Estado fuerte e independiente con más instituciones eficientes concordantes con una estrategia nacional unificada”, agregó.

Los “sistemas” que no responden a las reformas están condenados al fracaso, sentenció el clérigo iraquí, y pidió trabajar juntos para construir un Estado fuerte, capaz, independiente, estable y próspero.

Irak es un estado soberano, no subordinado o subyugado. En este sentido, decimos no a las bases militares extranjeras, a las fuerzas de combate extranjeras, a las misiones extranjeras, a las provocaciones unilaterales o a los ataques de países vecinos desde el territorio y el espacio aéreo iraquíes”, dijo el clérigo chií Seyed Amar al-Hakim.

 

Bagdad insiste en que no necesita la presencia de tropas extranjeras en su suelo, y lo que pide es la transmisión de experiencia, conocimientos técnicos, así como armas modernas, en general, una ayuda que provenga solo a través de acuerdos.

EE.UU. invadió Irak en 2003 so pretexto de destruir inexistentes arsenales de armas de destrucción masiva, derrocar al dictador Sadam Husein (ejecutado en 2006) y establecer la democracia, pero tras años de guerra devastadora con sangrientas consecuencias reconoció la inexistencia de dichas armas en el país árabe.

En agosto, un portavoz de la llamada “coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe)”, el coronel Sean Ryan, dijo que Washington mantendrá sus tropas en Irak “mientras sea necesario”.

lvs/ncl/zss/alg

Comentarios