• El primer ministro de Irak, Adel Abdul-Mahdi, ofrece un discurso en Bagdad, capital, 24 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 17 de abril de 2019 9:33

Bagdad rechaza rotundamente las alegaciones de EE.UU. sobre el papel del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en la economía iraquí.

“Meras mentiras”, así ha calificado el primer ministro de Irak, Adel Abdul-Mahdi, las declaraciones del secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, de que las fuerzas militares iraníes “controlan unos 20 % de la economía iraquí”.

En declaraciones vertidas este miércoles en una rueda semanal de prensa, Abdul-Mahdi ha señalado que las observaciones de la Diplomacia estadounidense le sorprenden y ha subrayado que el CGRI “no desempeña” ninguna actividad relacionada con la economía iraquí.

“Los estadounidenses hablan de los 20 por ciento, 10 por ciento, cinco por ciento o más bien de otras proporciones (…) No sé cómo ellos han calculado estas cifras”, ha subrayado el premier desde Bagdad (capital iraquí).

Irak, de acuerdo con Abdul-Mahdi, mantiene “avanzados” lazos comerciales y económicos con Irán, lo que es “diferente” con mantener lazos de esa índole con las fuerzas militares, ha recalcado.

Los estadounidenses hablan de los 20 por ciento, 10 por ciento, cinco por ciento o más bien de otras proporciones (sobre la actividad del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en la economía iraquí) No sé cómo ellos han calculado estas cifras”, ha subrayado el primer ministro de Irak, Adel Abdul-Mahdi.

 

La retórica hostil de Washington se ha tensado notablemente después de que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera la semana pasada incluir al CGRI en la denominada lista de “organizaciones terroristas” extranjeras, bajo falsas acusaciones.

Representantes de varios grupos de la Resistencia Islámica de Irak han condenado la medida, diciendo que si no fuera por el apoyo de las fuerzas militares de Irán, el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) controlaría 5 países del mundo, entre ellos el propio Irak. El rechazo se suma al de muchos otros países como Rusia, China y Siria e incluido los aliados de EE.UU., como el Reino Unido.

Por su parte, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, envió el jueves una carta al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, en la que advirtió de que la medida de Washington llevaría “las tensiones a un nivel de confrontación incontrolable”.

ask/ktg/mkh/msf

Comentarios