• El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla a los uniformados estadounidense en la base aérea de Ain Al-Asad, en Irak, 26 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 27 de diciembre de 2018 2:16
Actualizada: viernes, 28 de diciembre de 2018 4:41

La visita sorpresa de Trump a Irak ha suscitado protestas en el país árabe. Los críticos la ven como una violación flagrante de la soberanía de Irak.

Sabah al-Saadi, líder del bloque parlamentario Islah, convocó a una sesión de emergencia del Parlamento “para discutir la violación flagrante de la soberanía de Irak y para detener estas acciones agresivas de (el presidente de EE.UU., Donald) Trump”.

Mediante un comunicado emitido el miércoles, el legislador iraquí dijo que el mandatario norteamericano “debería conocer sus límites” y comprender que la época de “la ocupación estadounidense de Irak ha terminado”.

Por su parte, la facción Bina, rival de Islah en el Parlamento y liderada por Hadi al-Ameri, denunció la visita no programada del magnate neoyorquino a Irak, donde se reunió con las tropas estadounidenses estacionadas en el aeródromo de Ain al-Asad (oeste de Irak).  

“La visita de Trump es una flagrante y clara violación de las normas diplomáticas y muestra su desdén y hostilidad en sus relaciones con el Gobierno iraquí”, se lee en una nota emitida por Bina.

En un discurso pronunciado ante uniformados de EE.UU., Trump dijo que su país “se quedará en Irak” y que ello le permitirá a Washington actuar en Siria si fuera necesario.

La visita de Trump (a Irak) es una flagrante y clara violación de las normas diplomáticas y muestra su desdén y hostilidad en sus relaciones con el Gobierno iraquí”, se lee en una nota emitida por el bloque parlamentario iraquí Bina.

 

Qais al-Jazali, líder de la poderosa milicia iraquí Asaib Ahl al-Haq, una facción de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), reaccionó de inmediato a los comentarios del mandatario estadounidense.

El líder combatiente iraquí prometió en Twitter que el Parlamento iraquí votará para expulsar a las fuerzas estadounidenses de Irak o, de lo contrario, la milicia y otras personas las expulsarán por “otros medios”.

El bloque Bina dijo en su texto que la visita de Trump “crea muchos interrogantes sobre la naturaleza de la presencia militar de Estados Unidos y sus objetivos reales (en Irak) y lo que estas metas podrían plantear para la seguridad del país árabe”.

De acuerdo con fuentes iraquíes, el primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi, no aceptó una petición del presidente estadounidense para que se reuniesen en Ain al-Asad. La Oficina del premier dijo en un comunicado que Abdul-Mahdi y Trump hablaron por teléfono debido a un “desacuerdo sobre cómo llevar a cabo la cita”.

ftm/anz/nlr/rba

Comentarios