• La mujer terrorista, Hasna Ait Boulahcen.
Publicada: viernes, 20 de noviembre de 2015 3:06

La terrorista que se suicidó el miércoles detonando una carga explosiva en Saint Denis, al norte de París, no leía el Corán, bebía alcohol, fumaba, alternaba novios y asistía a muchas fiestas.

La joven de 26 años Hasna Ait Boulahcen detonó el cinturón explosivo en Saint Denis ante la llegada de la Policía durante una operación especial tras los ataques terroristas que tuvieron lugar el pasado viernes en la capital francesa, convirtiéndose así en la primera mujer integrista suicida de Europa.

Hasna Ait Boulahcen no llevaba una vida muy conforme con los preceptos de su religión, la islámica, ya que no estaba interesada en ella ni leía el Corán, el libro sagrado de los musulmanes, y hacía solo un mes que había cubierto su cabeza con el velo islámico, según ha informado su hermano Youssouf.

En este sentido, los que la conocían la definen como una mujer aficionada a las fiestas y a salir con varios novios, y según sus familiares, era más conocida por su inclinación a consumir alcohol (prohibido por los preceptos islámicos), que por su devoción al Islam.

Su hermano asevera que nunca vio a su hermana leyendo el Corán, y en cambio “se pasaba todo el día enganchada a su teléfono, pendiente del Facebook y de su Whatsapp”, y cuando Youssouf le recriminaba este hábito, ella le respondía que no era ni su padre ni su marido y que la dejara en paz.

El hermano de la terrorista explica que pasaba mucho tiempo criticando cualquier cosa, que no era nada receptiva a los consejos y que, en varias ocasiones, Youssouf trató de convencerla de que mejorase su comportamiento.

El hermano dice que la última vez que habló con ella fue el domingo, y parecía “como si ya hubiera renunciado a la vida”.

Operación policial en Saint Denis, al norte de París, en busca de terroristas, 18 de noviembre 2015.

 

Según los testigos, antes de activar la carga explosiva, la terrorista pidió ayuda y gritó: “¡No soy su novia!” y acto seguido su cabeza y tronco salieron disparados por la ventana, y se encontraron en la calle.

El miércoles, Youssouf encendió la televisión y se enteró de que su hermana se había suicidado en su piso de Saint Denis.

Hasna Ait Boulahcen nació en 1989, dieciséis años después de la llegada a Francia de su familia, y fue víctima de maltratos desde muy pronto, hasta que sus padres se separaron cuando era aún muy pequeña. Creció muy feliz con una familia de acogida desde que tenía 5 años hasta la adolescencia, cuando comenzó a alternar con malas compañías, según su hermano.

Desde los atentados de París, las fuerzas de seguridad francesas no han parado de detener a personas presuntamente pertenecientes al grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe), llegando a matar a algunas de ellas en las operaciones.

El presunto cerebro de los atentados, Abdelhamid Abaaoud, de origen belga y uno de los principales reclutadores en Europa de EIIL, fue abatido en la operación del miércoles.

Estos atentados han permitido a la extrema derecha europea reavivar su discurso radical contra los musulmanes, y los fieles temen ahora ser víctimas del auge de la islamofobia.

krd/mla/rba

Comentarios