• Armada turca rescata a migrantes frente a la costa de Misrata, Libia, 6 de mayo de 2022. (Foto: Getty Images)
Publicada: martes, 17 de mayo de 2022 7:58

La Cruz Roja y la Media Luna Roja denuncian el doble rasero de Europa en el trato a los refugiados de Ucrania respecto a los de otras regiones del mundo.

“Sí, hay un doble rasero” cuando tratan a personas que buscan protección en Europa, censuró el lunes el presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Francesco Roca, en una rueda de prensa en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Indicó que existen enfoques distintos de la Unión Europea (UE) hacia la migración en su frontera oriental desde Ucrania, país escenario de la operación militar rusa, y en su límite meridional, en el Mediterráneo.

Según el funcionario, aquellos que huyen de la violencia y buscan protección deberían recibir el mismo trato, enfatizando que la etnia y la nacionalidad de los refugiados no deberían ser factores decisivos para salvar vidas.

 

¿Hay diferencia entre los refugiados ucranianos y alguien que huye de la violencia del grupo terrorista Boko Haram, en Nigeria?, cuestionó el jefe de la FICR.

Al destacar que los Estados europeos acogen a millones de refugiados en un corto período de tiempo, Roca lamentó que durante años solo miles de migrantes hayan sido recibidos desde África, a menudo llegando al continente a través del Mediterráneo.

“Esperábamos que la crisis ucraniana hubiera sido un punto de inflexión en las políticas migratorias europeas”, indicó, para luego deplorar que “desafortunadamente no fue así”.

En este contexto, el alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filipo Grandi, criticó en marzo el trato diferente entre algunas personas negras y latinas que huyen de Ucrania, igual que de otras guerras y conflictos en todo el mundo con los refugiados ucranianos, calificándolo de “discriminación, violencia y racismo”.

A pesar de los riesgos conocidos y la creciente evidencia de abusos, los migrantes continúan viajando hacia Europa desde África, en busca de un futuro mejor, de manera que decenas de miles de migrantes intentan el cruce peligroso y a menudo mortal de Libia a Italia cada año, conforme a cifras de la ONU.

Mientras tanto, según el mismo organismo, desde que comenzó la guerra en Ucrania el pasado 24 de febrero, seis millones de oriundos se han trasladado a otros Estados del continente europeo.  

mdh/ncl/mrg