• El líder del gobernante partido Dirección-Socialdemocracia (Smer) de Eslovaquia, Robert Fico.
Publicada: jueves, 7 de febrero de 2019 14:17

Eslovaquia se niega a reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela y así se convierte en otro país que respalda al Gobierno legítimo de Caracas.

La Cancillería eslovaca dijo la semana pasada que reconoce la autoproclamación de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) —de mayoría opositora y en desacato desde 2016—, como “presidente encargado” de Venezuela. Sin embargo, el Ejecutivo no logró obtener el respaldo de esa posición de parte de dos de los tres partidos de la coalición en la reunión gubernamental del miércoles.

En este contexto, el líder del gobernante partido Dirección-Socialdemocracia (Smer) de Eslovaquia, Robert Fico, dijo que considera que la situación en Venezuela es un esfuerzo por destruir al Gobierno existente e instalar a un títere como jefe de Estado. El ex primer ministro del país europeo también enfatizó que Bratislava “no puede participar en un conflicto político interno” y aboga por promover el diálogo.

“La situación actual es un ejemplo de libro de un intento de liquidar un gobierno político existente y a sus representantes para colocar a un jefe de Estado marioneta”, recalcó Fico.

La situación actual es un ejemplo de libro de un intento de liquidar un gobierno político existente y a sus representantes para colocar a un jefe de Estado marioneta”, subraya el líder del partido gobernante de izquierda eslovaca Smer, Robert Fico, sobre la situación que vive Venezuela por el golpe de Estado de la oposición con el apoyo de EE.UU.

 

Conforme al funcionario eslovaco, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, es “una púa en el ojo del Occidente liberal” y el principal interés en el país latinoamericano es el petróleo. “Eslovaquia debe actuar dentro de los principios del derecho internacional”, agregó.

Así Eslovaquia se sumó a otros dos países europeos, a saber, Italia y Grecia, que no reconocieron a Guaidó como presidente interino de Venezuela, que enfrenta momentos de gran turbulencia después del fallido intento golpista del líder opositor, que contó con el pleno apoyo de EE.UU. y sus aliados europeos.

La Cancillería venezolana acusó el lunes a los países europeos de plegarse oficialmente al plan de golpe de Estado de Washington para derrocar al Gobierno legítimo de Maduro, a quien el “pueblo venezolano eligió de forma soberana, libre y democrática”.

Caracas advirtió, asimismo, que “revisará integralmente” sus relaciones diplomáticas con los Gobiernos europeos que reconocen a Guaidó.

ftn/ktg/tqi/hnb

Comentarios