• La jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, en conferencia de prensa en Bruselas, 11 de diciembre de 2017.
Publicada: martes, 12 de diciembre de 2017 3:27

La Unión Europa (UE) ha dejado claro que ninguno de sus miembros trasladará su embajada de Tel Aviv a Al-Quds (Jerusalén) como ha decidido hacerlo EE.UU.

Se trata de una postura enfatizada por la jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, tras una reunión mantenida este lunes con el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, quien ha intentado convencerla para que siga los pasos de Washington.

“Puede mantener esta petición para otros. La UE no lo hará”, así ha respondido la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad a la petición de Netanyahu.

Días antes, la máxima diplomática europea ha mostrado su preocupación por el anuncio que hizo el pasado 6 de diciembre el presidente estadounidense, Donald Trump, en el que reconoció a Al-Quds como capital israelí y ordenó el traslado de su embajada de Tel Aviv a la urbe santa.

La decisión de Trump ha provocado una ola de condenas y críticas, así como protestas a lo largo y ancho del mundo, sobre todo en Palestina, donde fueron reprimidas violentamente por las fuerzas israelíes, dejando al menos 5 muertos y más de 1000 heridos.

Puede mantener esta petición para otros. La UE (Unión Europea) no lo hará”, subraya  la jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, en relación con la petición del premier israelí, Benyamin Netanyahu, para que los europeos trasladen sus embajadas a Al-Quds.

En referencia al proceso de paz entre palestinos e israelíes —que ahora se encuentra en un punto muerto—, Mogherini ha advertido que los Veintiocho no quieren ver “una Administración estadounidense desacreditada en este asunto”, tras la medida reciente de Trump y el papel muchas veces no neutral de EE.UU. en este conflicto.

Aunque la jefa de la Diplomacia europea ha reconocido que los intentos no pueden “prosperar sin EE.UU.”, ha subrayado que “nadie debe crearse la ilusión de que solo con EE.UU. puede funcionar” una solución, al denunciar que “de momento, estamos muy lejos porque hace falta definir el horizonte y el marco”.

Ironizando las palabras de Netanyahu que ha urgido a los países europeos a reconocer la “realidad” de Jerusalén, Mogherini ha afirmado que “la única realista” es la política de la UE sobre la creación de dos Estados —Israel y Palestina— con Al-Quds como capital de ambos, respetando las fronteras de 1967, conocidas internacionalmente.

Por su parte, el secretario de Estado de Europa y América del Reino Unido, Alan Duncan, ha dicho, antes de la reunión de los ministros de Exteriores de los Veintiocho con Netanyahu, que “Jerusalén Este no es parte de Israel”.

zss/ncl/myd/hnb

Commentarios