• El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.
Publicada: jueves, 19 de noviembre de 2015 17:37

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que hará todo en su poder y adoptará todas las medidas necesarias para impedir la secesión de Cataluña.

“Tomaremos todas las medidas precisas para preservar estos valores, todas, pero me gustaría no tomar ninguna más que la que tomé”, ha dicho Rajoy, refiriéndose a una impugnación legal a la aprobación de la reciente resolución catalana para iniciar el proceso de independencia respecto de España.

Tomaremos todas las medidas precisas para preservar estos valores, todas, pero me gustaría no tomar ninguna más que la que tomé”, ha dicho el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Rajoy ha advertido a los independentistas catalanes que “defenderá la igualdad de los españoles y la ley” y no negociará la soberanía nacional de España en ningún caso.

También ha señalado al tema de la independencia de Cataluña como el tema más importante que tendrá el mayor impacto sobre las elecciones generales de España que se celebrarán el 20 de diciembre.

Por otra parte ha defendido las decisiones que ha tomado el Gobierno español y ha asegurado que las medidas aprobadas por el Ejecutivo español siempre han sido aprobadas tomando en cuenta los beneficios a los ciudadanos de esta nación ibérica.

Una manifestación de los independentistas catalanes.

 

“Todas las decisiones que el Gobierno tomará en esta materia, como en materia antiterrorista, serán pensadas, estudiadas y proporcionadas porque es la obligación de cualquier gobernante”, ha afirmado.

En los últimos meses en varias ocasiones altos cargos del Gobierno español han amenazado a los separatistas catalanes con poner en vigor todo en su poder para impedir una posible separación de Cataluña de España.

Hasta en una ocasión el canciller español, José Manuel García-Margallo, llegó a calificar al proceso de independencia de Cataluña como un golpe de Estado y una sublevación que debe ser sofocada.

El proyecto independentista catalán ganó ímpetu con una gran manifestación en la ciudad de Barcelona en septiembre de 2012 y alcanzó su clímax el 9 de noviembre de 2014, cuando una consulta popular informal congregó a 2,3 millones de personas para votar a favor de la independencia.

hgn/ktg/hnb