• El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, visita la base militar en la ciudad turca de Adana (sur).
Publicada: martes, 29 de diciembre de 2015 23:59
Actualizada: miércoles, 30 de diciembre de 2015 0:42

España mantendrá en Turquía su sistema de defensa antimisiles Patriot, a pesar de que Estados Unidos y Alemania retiraron sus unidades del suelo turco.

El portal Web estadounidense Defense News informó el lunes que tras once meses de despliegue, el Gobierno español decidió ampliar su participación en la operación “Valla Activa” de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hasta 31 de diciembre de 2016.

Esta podría ser la nueva arquitectura de la defensa antimisiles de la OTAN en Turquía tras la retirada de la unidad Patriot de Estados Unidos y Alemania”, afirmaron las fuentes militares españoles.

“Esta podría ser la nueva arquitectura de la defensa antimisiles de la OTAN en Turquía tras la retirada de la unidad Patriot de Estados Unidos y Alemania”, anunciaron fuentes militares al rotativo.

La unidad española Patriot PAC-2, con seis lanzadores de 4 misiles en cada uno de estos, se encuentra emplazada cerca del aeropuerto de la ciudad de Adana (sur), la quinta ciudad más poblada de Turquía y a 63 millas de la frontera con Siria.

En octubre, Ankara hizo un llamamiento a sus aliados de la OTAN para desplegar misiles de defensa en su territorio para supuestamente proteger a Turquía de eventuales ataques de Siria, después de que Washington y Berlín decidieran retirar sus baterías de las ciudades turcas de Gaziantep (sur) y Kahramanmaras (sur).

El bloque militar está considerando la posibilidad de un despliegue adicional en Turquía de sistemas de defensa antiaéreos de mediano alcance SAMP-T. Además, la Armada de EE.UU. prevé que su destructor de la clase Arleigh Burke, con base en Rota, (en la provincia española de Cádiz) sea desplegado de forma permanente en el Mar Negro.

Sistema de misiles Patriot estadounidense situado en la ciudad de Adana (sur de Turquía).

 

El despliegue de los misiles Patriot en suelo turco se produjo en respuesta a una solicitud de Ankara a la Alianza Atlántica bajo el argumento de enfrentar supuestas amenazas en sus fronteras que dan a Siria.

En este sentido, en enero de 2013, seis dispositivos de misiles Patriot de la OTAN —dos unidades de Alemania, dos de los Países Bajos y dos de EE.UU.— fueron entregados a Turquía para vigilar sus fronteras con Siria, en un frustrado intento de establecer una zona de exclusión aérea junto a la frontera turco-siria, según las autoridades sirias.

ftn/ncl/hnb

Comentarios