• Sheij Mohamad Yazbek, dirigente del Consejo Religioso del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).
Publicada: domingo, 12 de julio de 2020 21:17
Actualizada: lunes, 13 de julio de 2020 0:18

Un alto cargo del movimiento Hezbolá dice que los libaneses frustrarán los complots económicos de EE.UU. al igual que hicieron en el pasado con sus militares.

La mera existencia de una grieta en torno a la seguridad y la estabilidad del país hará que los conspiradores tomen medidas para destruir nuestro poder y dignidad”, aseguró Sheij Mohamad Yazbek, dirigente del Consejo Religioso del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) en un acto interreligiosos celebrado en la localidad de Baalbek, según informa este domingo la agencia libanesa de noticias Al-Ahd.

El clérigo libanés, añade el reporte, subrayó que, para enfrentar el asedio y la amenaza de hambruna y el colapso económico en El Líbano, uno debe tener confianza en sí mismo y actuar de manera responsable sin depender de los demás.

Tras resaltar el papel de los clérigos religiosos a la hora de advertir a la población sobre el peligro del caos en El Líbano, Yazbek recordó que las fuerzas de seguridad son responsables de velar por la integridad de la nación árabe y no escatimar esfuerzo alguno en este camino.

 

El dirigente del Consejo Religioso de Hezbolá al señalar a EE.UU. como el responsable de todas las tragedias habidas y por haber en la región de Asia Occidental enfatizó a los asistentes que, “al igual que antes entre todos frustramos las conspiraciones militares, en este momento estamos enfrentándonos a la conspiración económica de Washington”, ha recogido el medio libanés.

Con respecto a los comentarios injerencistas de Dorothy Shea, la embajadora norteamericana en Beirut, el clérigo afirmó que Estados Unidos trata de lograr lo que no ha logrado a través de sus conspiraciones bélicas por medio de sus conjuras economías, haciendo alusión a las acusaciones de la diplomática estadounidense contra el movimiento Hezbolá de desviar miles de millones de dólares de los fondos públicos y de obstruir las reformas económicas en la nación árabe.

El Líbano está negociando actualmente con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la entrega de fondos para reestructurar la economía del país e implementar las reformas necesarias a fin de reactivar la economía. Sin embargo, Washington podría impedir tal préstamo por su retórica acusatoria de que el movimiento Hezbolá estaría involucrado en el lavado de dinero, tráfico de drogas y en atentados.

krd/rha/msf