• Hezbolá: Blancos militares de EEUU están al alcance de Resistencia
Publicada: domingo, 5 de enero de 2020 22:35
Actualizada: domingo, 5 de enero de 2020 23:26

Todos los blancos militares de EE.UU. en la región están al alcance de la Resistencia para vengarse del asesinato del general Soleimani, dice el líder de Hezbolá.

En un discurso televisado ofrecido este domingo desde Beirut (capital libanesa), el secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá, ha afirmado que “todas las bases militares estadounidenses, navíos militares, todos los oficiales y soldados estadounidenses” en la región del oeste de Asia son blanco de ataques de las fuerzas de la Resistencia.

Sin embargo, los civiles estadounidenses, de acuerdo con Nasralá, no serán blanco de la venganza por el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), el teniente general Qasem Soleimani, junto con el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, en Bagdad, capital iraquí, que fueron ordenado por EE.UU.

“Quiero ser muy claro, no nos referimos a ciudadanos estadounidenses. Hay muchos estadounidenses en nuestra región. No queremos atacarlos, no es correcto hacerles daño”, ha afirmado el máximo responsable de Hezbolá.

 

El alto clérigo libanes también ha resaltado que el martirio del teniente general iraní a manos de Washington supondrá el comienzo de una “nueva era” no solo para Irán o Irak sino para todo el oeste de Asia, región conocida como Oriente Medio.

“Su asesinato marca el inicio de una nueva fase y de una nueva era, no solo para Irán o Irak, sino para la región en su conjunto”, ha declarado Nasralá, antes de mencionar que la fecha del asesinato del general Soleimani, el 3 de enero, “separó las dos fases en la región”, ha recalcado.

El alto estrega iraní, considerado el general más destacado en Oriente Medio en 2017 por varios analistas y observadores, desempeñó un papel relevante en los duros combates en Irak y Siria contra los grupos terroristas, muchos de ellos respaldados por el régimen israelí, países occidentales y ciertas monarquías árabes, razón por la cual había recibido varias amenazas de muerte en concreto, desde el servicio de inteligencia de Israel (el Mossad).

Las unidades de Al-Hashad Al-Shabi, que oficialmente forman parte de las fuerzas armadas iraquíes, también han desempeñado un papel crucial en la lucha contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y su erradicación de su país.

De hecho, el resurgimiento de Daesh ante la ausencia del general Soleimani y las fuerzas populares, allanaría el camino para la permanencia de las fuerzas extranjeras en el país rico en reservas petrolíferas y de gran importancia geopolítica; dos puntos difíciles de ignorar por un poder imperialista como EE.UU.

ask/lvs/rba