• Varios efectivos del Ejército libanés suben a sus vehículos de patrullaje en el sur de El Líbano.
Publicada: martes, 19 de marzo de 2019 14:43
Actualizada: martes, 19 de marzo de 2019 17:45

El Líbano dice haber detenido a un ciudadano canadiense que espiaba para la inteligencia israelí mientras trataba de recopilar información sobre Hezbolá.

La Dirección General de Seguridad General de El Líbano ha anunciado este martes el arresto de una persona de doble nacionalidad, libanesa-canadiense, después de que fuera hallada tratando de reunir información sobre algunas figuras del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y del desaparecido piloto israelí Ron Arad.

El supuesto espía en cuestión, de 41 años, fue detenido por la llamada unidad 504, un cuerpo especial de la inteligencia del ejército israelí, y pasó mucho tiempo tratando de espiar a Hezbolá, según ha informado la agencia nacional de noticias de El Líbano.

El detenido ha admitido durante el interrogatorio al que ha sido sometido que fue reclutado en 2013 por un espía fugitivo libanés, que actualmente preside una división en la referida unidad 504 de la inteligencia del ejército israelí, reza una nota emitida por la Seguridad General libanesa.

 

El hombre bajo custodia de las autoridades libanesas ha confesado también que se le había encomendado la misión de reclutar a ciudadanos libaneses para que se infiltraran en las instituciones de Hezbolá y recopilar información de seguridad para la inteligencia israelí.

El Líbano ha revelado en otras ocasiones el espionaje del que es objeto por parte del régimen de Israel y ha detenido a numerosos espías israelíes en su suelo. Entre los muchos métodos de espionaje empleados por el régimen de Tel Aviv cabe destacar también el envío de aviones teledirigidos (drones) de reconocimiento al territorio libanés.

Tanto el Gobierno libanés como Hezbolá han condenado en duros términos, en muchas ocasiones, la violación de la soberanía libanesa por Israel, así como las tareas de reconocimiento y espionaje que llevan a cabo los aviones israelíes en el cielo libanés.

Israel ha librado tres guerras contra El Líbano, a saber: en 1982, 2000 y 2006. Después de la última contienda bélica, la capacidad disuasiva de Hezbolá se ha incrementado notablemente, conforme han admitido las autoridades israelíes, que aventuran que este movimiento cuenta en sus almacenes con aproximadamente 150 000 misiles y podría derrotar al régimen de Tel Aviv.

ftm/anz/snz/rba

Comentarios