• Combatientes del Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) exponen un misil durante un desfile.
Publicada: viernes, 20 de enero de 2017 19:29
Actualizada: sábado, 21 de enero de 2017 1:25

Un comandante israelí considera el Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) como una 'amenaza' para las fuerzas navales israelíes.

“Hezbolá es una verdadera amenaza para las fuerzas navales de Israel”, ha declarado este viernes el general David Saar Salame, comandante de la base naval israelí de Haifa, en el noroeste de los territorios ocupados palestinos.

Entrevistado por el diario Israel Hayom, Salame advierte del aumento del poderío militar y misilístico de Hezbolá tras la guerra de los 33 días, que lanzó el régimen de Tel Aviv contra el sur de El Líbano en 2006.

Tras la guerra de 2006, Hezbolá ha experimentado un giro muy importante. Hezbolá (...) es un ejército que hay que tomar en serio”, ha admitido el general David Saar Salame, comandante de la base naval israelí de Haifa.

El general dice que la “destrucción” de la nave INS Hanit en dicha guerra por los combatientes de Hezbolá “conllevó un mensaje doloroso” para el régimen de Israel sobre “el poder del movimiento”, por lo que es necesario “estar alerta”.

 

“Tras la guerra de 2006, Hezbolá ha experimentado un giro muy importante”, ha sostenido admitiendo que Hezbolá ya es “un ejército que hay que tomar en serio”, sostiene.

En este contexto, explica que, pasados 10 años de la guerra, "el movimiento posee ahora una colección completa de diferentes tipos de misiles", lo que obliga al régimen de Tel Aviv a "hacer cambios" en su sector militar "para no ser sorprendido" en una futura guerra.

El 12 de julio de 2006, el régimen de Israel lanzó, so pretexto de liberar a dos de sus soldados, amplios ataques desde tierra, aire y mar contra el territorio libanés. No obstante, gracias a la resistencia de Hezbolá, el régimen israelí se vio obligado a retirarse con las manos vacías.

Al respecto, el secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, indicó en agosto pasado que la victoria de El Líbano en la guerra de los 33 Días sacudió al régimen usurpador israelí.

En otras declaraciones pronunciadas en el mismo mes, Nasrolá aseguró que en caso de una nueva agresión israelí contra el país árabe, sin duda alguna, los combatientes de Hezbolá saldrán victoriosos.

fdd/mla/ask/rba

Comentarios