• Partidarios del expresidente de EE.UU. Donald Trump asaltan el edificio del Capitolio, 6 de enero de 2021. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 5 de diciembre de 2022 2:22

La segunda guerra civil ya ha comenzado en Estados Unidos, asegura un informe, que también subraya que la democracia está en declive en ese país.

En un artículo publicado el sábado en la revista estadounidense The National Interest, se advierte que “Lo que pueden parecer actos de violencia aislados, perpetrados por pistoleros solitarios y grupos de extrema derecha, son parte de un movimiento más amplio de terrorismo interno que tiene todos los ingredientes de una guerra civil en ascenso”.

En este contexto, hace eco de las declaraciones de Barbara F. Walter, una destacada experta en temas de violencia política, quien aseguró en su exitoso libro “Cómo comienzan las guerras civiles: y cómo detenerlas”, que, a pesar de que “Nadie quiere creer que la democracia está declinando o encaminándose a la guerra, sin embargo, algunas evaluaciones muestran que la segunda guerra civil ha comenzado en Estados Unidos”.

La experta advierte que hasta que la nación no se dé cuenta del problema y no tome en serio esta amenaza, no podrá resolverlo.

“La segunda guerra civil estadounidense” es un término utilizado por algunos expertos para reclasificar períodos de violencia política significativa en Estados Unidos como una “guerra civil” o, más comúnmente, para discutir la posibilidad de una futura guerra civil.

Conforme a la oenegé Anti-Defamation League (ADL), en 2021, “extremistas nacionalistas mataron a al menos 29 personas en Estados Unidos en 19 incidentes separados”. Todos menos tres de esos asesinatos fueron cometidos por extremistas de derecha, motivados por agravios como la identidad nacional y la teoría del “gran reemplazo”, una teoría de que propone la existencia de una conspiración para reducir la influencia de los blancos en Estados Unidos y otros países occidentales.

Aborda, en este sentido, que, desde un punto de referencia académico para la guerra civil, la cifra es preocupante, mientas que, en comparación con la población de más de 300 millones en Estados Unidos, puede parecer relativamente pequeña.

El Programa de Datos sobre Conflictos de Uppsala, (UCDP, por sus siglas en inglés), una fuente autorizada sobre los conflictos armados, define la guerra civil y la violencia unilateral como el uso deliberado de la fuerza armada por parte de cualquier grupo organizado formalmente que resulte en unas veinticinco muertes relacionadas con la batalla en un año.

La nota indica que cuando se echa un vistazo al mapa interactivo de América del Norte de la UCDP, y vemos los ataques del 11 de septiembre de 2001 y la violencia extrajudicial de los cárteles, el énfasis está en los grupos formalmente organizados, como el grupo terrorista Al-Qaeda, Daesh y el cartel de Sinaloa, y no en los individuos.

El informe señala que los datos no incluyen los ataques individuales como la masacre del supermercado de la ciudad de Búfalo (Nueva York), el ataque a la iglesia de Carolina del Sur y otros ataques individuales.

En el artículo se apostilla que, en lugar de mirar el potencial de una guerra civil solo a través de la lente de los grupos armados formales, los legisladores deberían resaltar el creciente número de las víctimas en Estados Unidos a manos de un movimiento descentralizado de la supremacía blanca, política ultraconservadora y el terrorismo interno.

En general, concluyó que los patrones existentes muestran signos de insurgencia que deben identificarse y abordarse fuera de los criterios y definiciones existentes para la guerra civil. De este modo, se puede decir que la segunda guerra civil estadounidense ya ha comenzado.

Como resultado de una controversia sobre la esclavitud, la guerra de secesión o guerra civil estadounidense (1861-1865) tuvo lugar entre los gobiernos que apoyaban a la unión federal (llamada Unión) y los estados del sur que votaron a favor de la secesión de Estados Unidos y la formación de los Estados Confederados de América (CSA, por sus siglas en inglés).

sre/ctl/hnb