• El premier israelí, Benjamín Netanyahu (dcha.) y el entonces vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, en Al-Quds, 9 de marzo de 2016. (Foto: Reuters)
Publicada: martes, 18 de mayo de 2021 7:43

Una congresista de EE.UU. afirma que la Administración de Biden recibe órdenes de Netanyahu, en medio del aumento de la agresión de Israel contra los palestinos.

[El presidente estadounidense, Joe Biden, y su Gabinete] están recibiendo órdenes de [el primer ministro israelí, Benjamín] Netanyahu, quien está acusado de corrupción por robar a su propia gente”, denunció el lunes la congresista palestino-estadounidense Rashida Tlaib, representante por el estado de Michigan.

En una entrevista concedida a la cadena estadounidense de televisión MSNBCTlaib instó a Washington a defender los derechos humanos de palestinos frente al régimen de Israel, y tachó de “hipocresía” que Washington reclame “ser guardián de los derechos humanos”, mientras que no defiende los derechos palestinos.

Tras subrayar que los palestinos merecen vivir libremente y estar seguros y protegidos, la representante demócrata dejó claro que millones de estadounidenses piden que su país deje de financiar al régimen de “apartheid de Israel”.

En este sentido, destacó que Estados Unidos debe reconsiderar su envío de armas al régimen sionista, que sigue apuntando contra vidas inocentes.

 

Desde el 10 de mayo de este año en curso, el ejército israelí y los grupos de la Resistencia palestinos en la Franja de Gaza se hallan enfrascados en un grave conflicto a raíz de las políticas represivas del régimen israelí contra los palestinos en Al-Quds (Jerusalén), así como por la orden de desalojo de las familias palestinas del barrio de Sheij Yarrah, en la misma ciudad.

El ejército del régimen israelí efectuó decenas de ataques aéreos contra los civiles de Gaza y la ciudad cisjordana de Al-Quds, causando muertes o heridas a decenas de personas.

Mientras la comunidad internacional pide a Israel poner fin a la violencia, EE.UU., un aliado histórico del régimen de Tel Aviv, desoyendo a una parte de la sociedad civil y política estadounidense que reclama una condena por parte de la Casa Blanca a las agresiones israelíes, así como el fin de su respaldo a los sionistas, ha vuelto a tomar partida por Israel transmitiéndole su apoyo “inquebrantable” a las autoridades israelíes en medio del aumento de sus ataques indiscriminados contra los palestinos.

Esta postura ignorante de Washington ante los bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza ha generado una oleada de críticas a nivel internacional.

nkh/ncl/tqi/fmk