• Soldados estadounidenses junto a un cazabombardero F-35A Lightning II localizado en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), 15 de abril de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 16 de abril de 2021 0:00
Actualizada: viernes, 16 de abril de 2021 2:02

EE.UU. planea dejar sin efecto la venta de ciertas armas a Arabia Saudí, pero venderá otras para la autodefensa de Riad, líder de una agresión a Yemen.

El diario estadounidense The New York Times (NYTinformó el miércoles que un grupo de funcionarios estadounidenses declaró que la Administración de Joe Biden planea suspender la venta de muchas armas de ofensiva aire-tierra a Arabia Saudí, pero permitirá la exportación de otro tipo de armas que, según la fuente, garantizan la autodefensa del país árabe.

Conforme especificaron los funcionarios, excepto las armas ofensivas aire-tierra, la suspensión no cubrirá las ventas de ningún otro tipo de armas a Riad. De hecho, las armas utilizadas por helicópteros seguirían estando permitidas, así como las municiones tierra-tierra y las armas pequeñas. También se permitirían equipos electrónicos, incluida la tecnología de interferencias, “el Ejército saudí recibe casi todas sus armas de Estados Unidos”, aseveraron los funcionarios.

Este plan, destacaron los funcionarios, fue anunciado al Congreso de EE.UU. la semana pasada, y forma parte de una revisión de la venta de armas al territorio saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), poco después de la toma de posesión del presidente estadounidense, Joe Biden.

“Desde entonces los funcionarios estadounidenses han debatido qué armas vendidas por la Administración [del expresidente Donald] Trump podrían usarse para la autodefensa de Arabia Saudí”, señaló el diario estadounidense.

Asimismo, subrayó, que incluso cuando los funcionarios del Gobierno de Biden han criticado a Arabia Saudí y a su príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, “se han comprometido repetidamente a ayudar a los saudíes a defenderse”.

 

En enero, el nuevo Gobierno de EE.UU. suspendió temporalmente la venta de aviones de combate F-35 a EAU y de bombas inteligentes a Arabia Saudí, aprobada bajo el gobierno de Trump.

Además, en febrero, Biden prometió poner fin a “todo” apoyo estadounidense a las operaciones ofensivas en la guerra en Yemen, incluyendo la venta de armas, “pero luego Washington no proporcionó más detalles al respecto”, remarcó NYT.

El apoyo de Estados Unidos a los ataques a Yemen comenzó en 2015, con el inicio de la guerra y bajo la vicepresidente de Biden en el gobierno de Barack Obama (2009 – 2017). Sin embargo, durante su campaña electoral de 2020, el demócrata prometió revisar la relación de su país con Riad y poner fin al apoyo de Washington a la agresión saudí contra Yemen. 

La injusta guerra contra Yemen, en especial los bombardeos saudíes con armas estadounidenses, hasta la fecha, ha dejado a decenas de miles de civiles yemeníes muertos y ha causado condiciones cercanas a la peor hambruna que ha visto el mundo en décadas en el país más pobre del mundo árabe.

sar/ncl/tqi