• Sondeo: Trump ordenó asesinar a Soleimani para salir reelegido
Publicada: sábado, 11 de enero de 2020 16:58
Actualizada: sábado, 11 de enero de 2020 17:27

El presidente de EE.UU., Donald Trump, recurrió al cobarde asesinato del prominente general iraní Qasem Soleimani por motivos electorales, según un sondeo.

A la pregunta: ¿por qué el presidente de EE.UU. ordenó asesinar al teniente general iraní Qasem Soleimani?, planteada por el canal de noticias HispanTV en una encuesta online, la mayoría de los lectores (50,6 %) opina que fue para conseguir apoyo en las próximas elecciones presidenciales del país norteamericano.

Según el 26,7 % de los entrevistados, el magnate republicano, con este error estratégico, pretendía responder a la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Irak y Siria, grupos a los que apoyaba, según afirman numerosos analistas.

Mientras tanto, el 22,7 % de los lectores cree que el asesinato del notable estratega iraní se debe a los fracasos de Estados Unidos en la región del oeste de Asia.

El comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, Qasem Soleimani; el subcomandante de las Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis, y otros militares, cayeron mártires la madrugada del pasado viernes (3 de enero) en un atentado de EE.UU. en Bagdad, capital iraquí, perpetrado por orden directa del presidente norteamericano, Donald Trump.

En respuesta, la División Aeroespacial del CGRI lanzó la madrugada del miércoles un ataque aéreo con misiles tierra-tierra contra dos bases aéreas de EE.UU. en el país árabe: Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental de Al-Anbar y ocupada por tropas norteamericanas desde la invasión de Irak en 2003, y otra en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí.

Las autoridades del país persa han dejado claro que dicho ataque es “una parte muy pequeña de la operación de venganza” contra Estados Unidos por el martirio de Soleimani, el general más destacado del oeste de Asia.

A pesar de que Estados Unidos había puesto en estado de máxima alerta sus sistemas antiaéreos, esos aparatos de los que tanto se jacta Washington no pudieron interceptar ni un solo misil iraní.

msm/nii/