• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, llega a una base aérea en los Emiratos Árabes Únidos, 19 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 19 de septiembre de 2019 17:48
Actualizada: viernes, 20 de septiembre de 2019 8:41

EE.UU., incapaz de presentar pruebas de la supuesta implicación de Irán en el ataque a refinerías saudíes, no podrá cerrar filas con aliados contra el país persa.

Un artículo publicado este jueves por la revista estadounidense Foreign Policy destaca la reticencia de los aliados de Washington para sumarse al plan antiraní que EE.UU. intenta materializar en la región.

“La Administración estadounidense puede encontrar a sus aliados reacios a elevar la temperatura en Oriente Medio”, apostilla el texto mientras hace referencia a las acusaciones lanzadas el miércoles por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, de que Irán está detrás de la ofensiva a las instalaciones petroleras de Arabia Saudí.

LEER MÁS: Irán rechaza ‘mentiras y trampas’ de Pompeo sobre ataque a Aramco

Pompeo acusó directamente a la República Islámica de haber realizado un “acto de guerra”, lo que, según Foreign Policy, supone la condena más enérgica hecha hasta el momento respecto a la acometida contra las dos instalaciones vitales de la compañía saudí Aramco, en el este del reino árabe, cuya autoría se atribuyó el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá.

LEER MÁS: “Ataque a petrolera Aramco, respuesta a la agresión saudí a Yemen”

La Administración estadounidense puede encontrar a sus aliados reacios a elevar la temperatura en Oriente Medio”, destaca un artículo publicado por la revista estadounidense Foreign Policy mientras hace referencia a las acusaciones lanzadas el miércoles por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, de que Irán está detrás del ataque a las instalaciones petroleras de la compañía saudí Aramco.

 

No obstante, el medio norteamericano pone de relieve que la Administración de Donald Trump se ha negado hasta la fecha a revelar cualquier evidencia que respalde sus alegatos.

LEER MÁS: Rusia: no se puede culpar a Irán del ataque a la saudí Aramco

Tras la agresión contra Aramco, que redujo a la mitad la producción de crudo saudí y que, según las fuerzas yemeníes, se realizó en represalia por la guerra que desde 2015 Riad y sus aliados perpetran contra Yemen, agresión que ha dejado más de 140 000 yemeníes muertos y heridos, el mandatario norteamericano anunció que aumentaría “considerablemente” las sanciones económicas contra Irán.

En reacción a las acusaciones antiraníes de Washington, que también han sido rechazadas por varios países del mundo, el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, puso de relieve que EE.UU. adoptaba dichas medidas, callando ante la masacre de niños yemeníes por Riad y sus aliados, con el fin de ocultar sus fracasos en la región.

mtk/ctl/rba

Comentarios