• La legisladora musulmana del partido Demócarta de EE.UU. Ilhan Omar.
Publicada: domingo, 21 de julio de 2019 0:26

La legisladora musulmana de EE.UU. Ilhan Omar propuso esta semana una resolución para apoyar el derecho a boicotear al régimen de Israel.

“Todos los estadounidenses tienen derecho a participar en boicots en busca de los derechos civiles y humanos en el país y en el extranjero, tal como lo protege la Primera Enmienda a la Constitución”, se lee en la resolución presentada por la congresista demócrata por el estado de Minnesota.

Si bien la resolución no menciona explícitamente a Israel o a la campaña del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), Omar dijo a los medios de comunicación que la resolución concierne al régimen de Tel Aviv.

LEER MÁS: Legisladoras musulmanas de EEUU apoyan al BDS contra Israel

El proyecto de ley está patrocinado conjuntamente por el congresista de Georgia John Lewis y la demócrata de Michigan Rashida Tlaib, quien junto con Omar, es una de las cuatro congresistas, blanco de los comentarios racistas del presidente de EE.UU., Donald Trump.

LEER MÁS: Congresista musulmana de EEUU tacha de “fascista” a Trump

Dicha resolución busca oponerse a “los derechos legislativos inconstitucionales que limitan el uso de boicots para promover los derechos civiles en el país y en el extranjero”.

Todos los estadounidenses tienen derecho a participar en boicots en busca de los derechos civiles y humanos en el país y en el extranjero, tal como lo protege la Primera Enmienda a la Constitución”, se lee en una resolución presentada por la congresista demócrata por el estado de Minnesota, Ilhan Omar.

 

La moción de  Omar responde a la decisión de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de avanzar cinco proyectos de ley a favor de Israel.

¿Qué es el BDS contra Israel?

El movimiento BDS es una campaña global que busca aplicar presión financiera a Israel para obligarlo a cumplir con las normas según el Derecho Internacional, incluida la retirada de los territorios ocupados, la eliminación del muro de separación de Cisjordania y el derecho de retorno para los refugiados palestinos.

Así, los tres ejes principales de BDS son: ocupación, colonización y apartheid. La campaña no se dirige contra las ciudadanas y ciudadanos judíos, ni mucho menos contra los judíos del mundo (muchos judíos participan en el BDS, también dentro de los territorios ocupados), sino contra las instituciones que sostienen y financian las políticas de Israel en los territorios palestinos ocupados.

LEER MÁS: Partido neerlandés se une a BDS y rechaza criminalización de campaña

LEER MÁS: EE.UU., preocupado por extensión de la campaña de BDS a Israel

Esta campaña nació en el seno de la propia sociedad palestina y se extendió hacia el exterior. Ello le da una legitimidad y una fortaleza ética enorme, evitando así los riesgos de caer en el paternalismo y el eurocentrismo en solidaridad internacional con Palestina.

mkh/ncl/rba

Comentarios