• El expresidente de EE.UU., Jimmy Carter, en la iglesia Bautista Maranatha, en su ciudad natal de Plains, en estado de Georgia, 13 de abril de 2019.
Publicada: martes, 16 de abril de 2019 0:39
Actualizada: martes, 16 de abril de 2019 2:24

EE.UU. es la nación más beligerante en la historia del mundo, afirma el expresidente estadounidense Jimmy Carter, al explicar el preocupante avance de China.

Carter, el trigésimo noveno presidente estadounidense (1977-1981), aseguró el sábado ante los feligreses reunidos en la Iglesia Bautista Maranatha en su ciudad natal de Plains, en estado de Georgia, que comparte la preocupación del actual mandatario Donald Trump de cómo China “se está poniendo por delante” de EE.UU.

El expresidente demócrata precisó que, días antes, había mantenido una conversación telefónica con Trump en la que el líder republicano expresó su inquietud ante la creciente fortaleza económica del gigante asiático. 

Carter, que normalizó las relaciones diplomáticas entre Washington y Pekín en 1979, sugirió que China se está adelantando a Estados Unidos, porque mientras Washington se dedica a atender guerras en otros países, Pekín aprovecha para impulsar su economía.

(EE.UU. es) la nación más beligerante en la historia del mundo por haber disfrutado de tan solo 16 años de paz en sus 242 años de historia”, reconoce el expresidente de EE.UU. Jimmy Carter.

 

“Desde 1979, ¿Saben cuántas veces China ha estado en guerra con alguien?”, preguntó Carter y se respondió: “Ninguna. Y (nosotros) hemos permanecido en guerra” desde entonces.

En opinión de Carter, EE.UU. es “la nación más beligerante en la historia del mundo por haber disfrutado de tan solo 16 años de paz en sus 242 años de historia”, debido al deseo de imponer al resto los valores estadounidenses.

Estados Unidos y China están inmersos en una guerra comercial que ambas partes están tratando de solventar a través de negociaciones. El detonante de este enfrentamiento fue la imposición de aranceles estadounidenses a los productos chinos y la consecuente medida recíproca por parte del país asiático.

Mientras tanto, las tensiones militares entre Pekín y Washington continúan sobre las reclamaciones territoriales chinas en el mar de la China Meridional y la demanda de la soberanía china sobre Taiwán

krd/ncl/hnb

Comentarios