• Un misil balístico lanzado por el submarino Trident de la Armada de EE.UU.
Publicada: martes, 29 de enero de 2019 19:20
Actualizada: miércoles, 30 de enero de 2019 3:12

EE.UU. ha comenzado oficialmente a producir una nueva ojiva nuclear de bajo rendimiento siguiendo la orden dada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

El lunes, la Administración Nacional de Seguridad Nuclear de EE.UU. (NNSA, por sus siglas en inglés) informó de que la primera unidad de producción de la ojiva W76-2 ha entrado en marcha en una planta en el sureño estado estadounidense de Texas.

“La NNSA está a punto de completar la cantidad de ojivas de capacidad operativa inicial W76-2 y entregar las unidades a la Armada para finales del año fiscal 2019”, declaró al portal Defense News un portavoz de la agencia estadounidense, bajo condición de anonimato.

La fuente anónima detalló, además, que solo las unidades de capacidad operativa inicial W76-2 se entregarán al Ejército estadounidense este año en curso; no obstante, se negó a revelar el número total de dichas ojivas nucleares.

La NNSA está a punto de completar la cantidad de ojivas de capacidad operativa inicial W76-2 y entregar las unidades a la Armada para finales del año fiscal 2019”, declaró un portavoz de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear de EE.UU. (NNSA, por sus siglas en inglés), bajo condición de anonimato.

 

En septiembre de 2017, Trump pidió la creación de armas nucleares más pequeñas y a la vez más precisas que las termonucleares tradicionales a raíz de las nuevas amenazas supuestamente procedentes de Rusia y Corea del Norte, según informó en su momento la revista estadounidense Politico.

Además, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) había anunciado anteriormente dos nuevos contratos para actualizar los misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), así como los misiles de crucero con capacidad nuclear.

Entretanto, la producción de la referida arma se ha enfrentado a fuertes críticas por parte de varios países e incluso los demócratas en el Congreso estadounidense. Rusia, a su vez, advierte que las modificaciones hechas en la doctrina nuclear de EE.UU. están encaminando al mundo hacia el “estallido de una guerra nuclear y de misiles”.

fmk/anz/fdd/rba

Comentarios