• El enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmai Jalilzad, en Washington, 27 de abril de 2016. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 23 de enero de 2019 2:17
Actualizada: miércoles, 23 de enero de 2019 4:01

El Gobierno de Estados Unidos confirma que mantiene conversaciones directas en Catar con representantes del grupo armado afgano Talibán.

El enviado especial de Estados Unidos para Afganistán, Zalmai Jalilzad, encabezó la delegación norteamericana en los encuentros mantenidos con los talibanes afganos en Doha, capital catarí, según ha informado este martes un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU.

“Podemos confirmar que el representante especial Jalilzad y un equipo interinstitucional están hoy en Doha para hablar con representantes de los talibanes”, dijo el portavoz estadounidense refiriéndose a conversaciones de al menos dos días.

Los talibanes afganos reportaron el lunes que habían mantenido reuniones con funcionarios estadounidenses en Catar, país litoral del Golfo Pérsico.

Los diálogos se realizaron la misma jornada en el que un ataque con coche bomba de los talibanes contra un campamento militar en la provincia central de Maidan Wardak, dejó más de 126 muertos y decenas de heridos.

Desde julio de 2018, los representantes de los talibanes y autoridades estadounidenses han mantenido unas cuatro reuniones, según afirma Washington, para hablar de la paz en el país asiático, tras 17 años de la fracasada agresión de EE.UU. a Afganistán.

Podemos confirmar que el representante especial (Zalmai) Jalilzad y un equipo interinstitucional están hoy en Doha para hablar con representantes de los talibanes”, dijo un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU.

Diferentes políticos afganos y expertos regionales no se creen que Washington y sus aliados, que son quienes crearon las bandas extremistas en la región y que las trasladaron al suelo afgano, busquen de verdad la paz para Afganistán.

De hecho, transcurridos más de 17 años de la intervención de EE.UU. y de sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán (iniciada en 2001), el país asiático es más inseguro que nunca.

El grupo armado Talibán controla más territorio que en ningún otro momento y se vislumbra un nuevo actor en el escenario: el grupo terrorista takfirí EIIL (Daesh, en árabe) está tomando posiciones en el país.

En una nota publicada el 16 de enero, la Cancillería de Rusia indicó a su vez poseer evidencias del apoyo de EE.UU. a los terroristas de Daesh en Afganistán. Moscú denuncia que Washington, en realidad, busca la expansión de la banda takfirí en Asia Central, donde se ubica Rusia.

mnz/mjs/nii/

Comentarios