• Bombardeo con napalm estadounidense en 1966 en la guerra de Vietnam. (Foto: AP)
Publicada: domingo, 7 de octubre de 2018 15:23

Documentos desclasificados muestran que Estados Unidos tuvo un plan secreto en 1968 para emplear bombas atómicas en la guerra de Vietnam.

El general William C. Westmoreland, máximo responsable de las operaciones norteamericanas, activó un plan para enviar armamento nuclear a Vietnam del Sur, que fue finalmente anulado por el entonces presidente, Lyndon B. Johnson, publicó el sábado The New York Times, a la vista de documentación hecha pública recientemente.

Westmoreland quiso tener armas atómicas a su alcance en caso de una derrota inminente en la batalla de Khe Sanh, una de las más feroces de la contienda. Para ello, tras recibir el visto bueno del comandante de las fuerzas estadounidenses en el océano Pacífico, el general preparó una operación secreta, con el nombre en clave de ‘Fracture Jaw’ (“quebrar mandíbula”, en inglés).

De acuerdo con el plan, se desplegarían armas atómicas en Vietnam del Sur para emplearlas con rapidez contra las tropas norvietnamitas, pero el consejero de Seguridad Nacional de Johnson, Walt W. Rostow, avisó al presidente mediante un memorando, y el mandatario rechazó la operación.

“Cuando supo que las disposiciones se habían puesto en marcha, esto le causó un inmenso disgusto y envió una enfática nota a través de Rostow, creo que directamente a Westmoreland, para cancelar aquello”, ha dicho al diario neoyorquino Thomas Johnson, un antiguo joven asistente presidencial, que tomó notas en las reuniones sobre el asunto.

Cuando supo que las disposiciones se habían puesto en marcha, esto le causó (al presidente estadounidense Lyndon B. Johnson) un inmenso disgusto y envió una enfática nota a través de (su consejero de Seguridad Nacional Walt) Rostow, creo que directamente a (el general William) Westmoreland, para cancelar aquello”, ha dicho el antiguo asistente presidencial estadounidense Thomas Johnson.

 

Al presidente norteamericano lo preocupaba provocar “una guerra más amplia” en la que se implicaran también los chinos, como en la guerra de Corea en 1950. “Johnson nunca se fió del todo de sus generales. Sentía una gran admiración por el general Westmoreland, pero no quería que fueran sus generales los que dirigiesen la guerra”, dice el antiguo asistente.  

El presidente Johnson “cometió sin duda graves errores en la guerra de Vietnam, pero tenemos que agradecerle el haber garantizado que no hubiese posibilidad a principios de 1968 de que aquel trágico conflicto se hiciese atómico”, ha dicho el historiador norteamericano Michael Beschloss, autor de un libro de próxima publicación sobre el desempeño de varios gobernantes estadounidenses en los conflictos bélicos de Washington.

Estados Unidos —único país del que se sabe que haya usado bombas atómicas contra otras naciones, en la Segunda Guerra Mundial contra Japón, y que planeó usarlas contra la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y contra China en los años 1960— ha amenazado esta semana a Rusia con abandonar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Distancia Intermedia (INF, por sus siglas en inglés) de 1987.

mla/anz/mkh/alg

Comentarios