• Misil de fabricación estadounidense Tomahawk, lanzado contra el territorio sirio, 14 de abril de 2018.
Publicada: miércoles, 3 de octubre de 2018 23:34

EE.UU. denunciará pronto a China por socavar su seguridad nacional al vender, por debajo de su precio, componentes de armas usados en productos estadounidenses.

La imputación se basa en un estudio dirigido por el Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) y ordenado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, el cual concluye que el Gobierno chino se está aprovechando deliberadamente de su monopolio sobre ciertos recursos naturales clave para socavar la base industrial de defensa de EE.UU., ha desvelado este miércoles la revista estadounidense Foreign Policy, que ha tenido acceso a la información a través de funcionarios del Pentágono.

“China usa su control de los recursos naturales y otros materiales para impactar negativamente en nuestra base industrial, como estrategia nacional (…) Esto tiene un impacto muy real en nuestra capacidad para mantener una base industrial”, le ha dicho un funcionario estadounidense a la revista.

Según varias fuentes, China controla, por ejemplo, gran parte del suministro mundial de perclorato de amonio, un compuesto que se utiliza para producir combustible para cohetes, mientras que Estados Unidos cuenta tan solo con un proveedor. El reporte dice que China vende el producto químico a precios artificialmente bajos, circunstancia que dificulta que la empresa estadounidense se mantenga en el negocio.

A Estados Unidos también le preocupa que China domine el comercio de los metales poco comunes, los cuales se emplean en la fabricación de los componentes electrónicos destinados a los sistemas avanzados de armas del país norteamericano.

China usa su control de los recursos naturales y otros materiales para impactar negativamente en nuestra base industrial, como estrategia nacional (…) Esto tiene un impacto muy real en nuestra capacidad para mantener una base industrial”, ha dicho un funcionario el Departamento de Defensa de EE.UU., el Pentágono.

 

Se espera que el estudio sea publicado en unas pocas semanas y que se sume a una larga lista de quejas estadounidenses sobre su rival estratégico asiático.

Las acusaciones de Estados Unidos contra China incluyen, entre otras, el robo de propiedad intelectual, la manipulación de la moneda y el incumplimiento de las sanciones contra Corea del Norte.

aaf/anz/myd/mjs

Comentarios