• El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, Mitch McConnell, (centro) habla con la prensa en el Capitolio, Washington, 17 de julio de 2018.
Publicada: jueves, 19 de julio de 2018 18:32

El líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta de EE.UU., Mitch McConnell, pide una audiencia para nuevas sanciones contra Rusia.

“Encargué a los presidentes de los Comités Bancario y de Relaciones Exteriores que celebren audiencias sobre la Ley para Contrarrestar a los Adversarios de EE.UU. mediante Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés) y recomendar al Senado medidas adicionales que podrían responder o disuadir la conducta maligna de Rusia”, ha señalado McConnell en un comunicado publicado el jueves.

El senador republicano se reunió la noche del miércoles con los presidentes de los Comités de Relaciones Exteriores y Bancario, Bob Corker y Mike Crapo, respectivamente, para analizar medidas sobre una posible legislación para imponer nuevos embargos a Rusia, según ha informado el portal local de noticias The Hill.

Al respecto, McConnell ha explicado su petición para una audiencia en el marco de los esfuerzos del Congreso para “formar parte de cualquier respuesta nacional” a la intromisión de Rusia u otra nación en Estados Unidos.

Encargué a los presidentes de los Comités Bancario y de Relaciones Exteriores que celebren audiencias sobre la Ley para Contrarrestar a los Adversarios de EE.UU. mediante Sanciones (CAATSA, por sus siglas en inglés) y recomendar al Senado medidas adicionales que podrían responder o disuadir la conducta maligna de Rusia”, afirma el líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta de EE.UU., Mitch McConnell.

 

El Congreso estadounidense aprobó la ley CAATSA en julio de 2017 con el objetivo de imponer sanciones a Rusia por su anexión de Crimea en 2014, su papel en la crisis de Siria y su supuesta injerencia en los comicios de EE.UU. de 2016.

Además, en una rueda de prensa celebrada el martes en el Senado, McConnell dijo que Moscú había intervenido “indudablemente” en el proceso de elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos y sugirió que es posible que el Senado considere más sanciones contra el país euroasiático.

Los servicios de inteligencia estadounidenses manifiestan que Rusia trató de ayudar al presidente norteamericano, Donald Trump, para que ganara las presidenciales de 2016. Por su parte, Moscú refuta dichas acusaciones y considera que se trata de un invento para deslegitimar al magnate republicano.

fdd/ktg/tqi/mkh