• El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu (dcha.), y el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis, 21 de abril de 2017.
Publicada: domingo, 11 de febrero de 2018 0:54

Un portavoz militar de Washington defiende la agresión israelí de este sábado a Siria y da pábulo a las acusaciones puestas en circulación por el régimen de Tel Aviv sobre una supuesta actividad ilegítima iraní en el país árabe para justificar los bombardeos aéreos de Israel.

“Israel es nuestro socio más cercano en la región en materia de seguridad y apoyamos plenamente su derecho intrínseco a defenderse de las amenazas a su territorio y su pueblo”, ha dicho el funcionario Adrian Rankine-Galloway tras informar Israel de operaciones de venganza por el derribo por Damasco de un F-16 que estaba atacando la base militar siria T-4.

Tras divulgarse las imágenes de los restos del caza, estrellado en el territorio sirio ocupado por Israel de los altos de Golán, los medios de propaganda militar del régimen de Tel Aviv han tratado de implicar a Teherán en el asunto, hablando de un presunto “dron iraní” que se internaba en Palestina ocupada.

De esta manera, se pretende hacer pasar la agresión israelí al aeródromo sirio (importante centro de lucha antiterrorista de Damasco) por una represalia, al igual que las decenas de bombardeos posteriores a la destrucción del avión israelí por la defensa antiaérea siria, e invertir los papeles presentando como atacante a Irán, que ha rechazado las acusaciones.

En consonancia con esta presentación de los acontecimientos, Rankine-Galloway ha dicho que el Pentágono “comparte la preocupación de muchos en toda la región por las actividades de desestabilización de Irán, que amenazan la paz y la seguridad internacionales”.

Igualmente, siguiendo la línea de la hostilidad a Irán de EE.UU. —y, en particular, de su actual presidente, Donald Trump—, el portavoz ha reiterado que su Administración “busca una mayor determinación internacional en la oposición a las maléficas actividades de Irán”.

Israel es nuestro socio más cercano en la región en materia de seguridad y apoyamos plenamente su derecho intrínseco a defenderse de las amenazas a su territorio y su pueblo”, ha declarado el portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), Adrian Rankine-Galloway.

 

Aun así, el funcionario ha precisado que “el Departamento de Defensa (el Pentágono) no ha participado en esta operación militar”, de la que distintos observadores, así como fuerzas locales como el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) han señalado que hará más difícil para el régimen israelí seguir violando el espacio aéreo sirio en el futuro.

Mientras Israel viene dando apoyo médico y operativo a los terroristas que desestabilizan Siria desde hace casi 7 años, Estados Unidos mantiene también invadido territorio del país árabe, en forma de al menos diez bases militares no autorizadas por el Gobierno sirio, en su mayoría en el norte y noreste del país, a lo largo de la frontera con Turquía.

mla/ncl/bhr/mkh