• El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), en Nueva York.
Publicada: martes, 29 de septiembre de 2015 12:19
Actualizada: miércoles, 30 de septiembre de 2015 4:59

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, durante su intervención del lunes en el 70º período de sesiones de la AGNU, dijo que el pueblo sirio es el único quien puede decidir su propio destino.

"Deseamos al pueblo sirio el restablecimiento de la paz y reiteramos que sólo ellos pueden decidir su futuro", declaró el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

Deseamos al pueblo sirio el restablecimiento de la paz y reiteramos que sólo ellos pueden decidir su futuro", declaró el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa.

Correa también criticó la política de ciertos Estados que interfieren en los asuntos internos del país árabe, al destacar que ciertas potencias hicieron caso omiso al principio de no interferencia en los asuntos extranjeros y solo exacerbaron la violencia en esta región.

El jefe del Ejecutivo ecuatoriano, además se solidarizó con el pueblo sirio que está siendo víctima del conflicto, con los ataques del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Miembros de Daesh, ejecutan a siete hombres en la provincia de Al-Raqa Tabaqa, Siria.

 

Por otra parte, Correa manifestó que Palestina, que en estos momentos es un Estado observador no miembro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), debe gozar de la membresía plena en la organización internacional y "con Jerusalén Oriental (Al-Quds) como su capital y con los límites establecidos en 1967".

Además, habló sobre los recientes acuerdos entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC): "Ecuador anhela la paz para Colombia", declaró.

Recientemente, la Asamblea Nacional de la República de Ecuador (ANRE), aprobó una resolución a favor del pueblo sirio, y con un llamado urgente a la comunidad internacional para que se pongan los medios necesarios para una salida democrática a esta crisis, respetar los derechos humanos, y el respeto ilimitado a la soberanía de Siria.

La crisis siria, iniciada en marzo de 2011 por los terroristas patrocinados desde el extranjero, ha provocado ya más de 240.000 muertes, de acuerdo con el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) y el desplazamiento de varios millones de personas.   

krd/rha/mrk

Comentarios