• Rafael Correa tilda a Lenín Moreno de un “impostor profesional”
Publicada: domingo, 25 de marzo de 2018 1:31
Actualizada: domingo, 25 de marzo de 2018 1:52

El expresidente de Ecuador Rafael Correa ha cargado este sábado contra su sucesor, el mandatario Lenín Moreno, catalogándolo de un ‘impostor profesional’ que se aprovechó del gobierno anterior —denominado Revolución Ciudadana— y cuando ya no lo necesitó le dio ‘una puñalada’.

Lenín Moreno es un impostor profesional, mientras nos necesitó, nos utilizó; luego nos metió la puñalada”, ha afirmado Correa, en una entrevista con el diario digital argentino Infobae, publicada este sábado.

Para el exmandatario, Moreno es deshonesto y se ha aliado con lo “peor” de la política ecuatoriana y cuestiona los fundamentos mismos de la “revolución ciudadana”, la integridad moral, el manejo económico de sus 10 años al frente de Ecuador. “Es muy grave. Persigue a la gente”, ha subrayado.

En otra parte de sus declaraciones, ha defendido a capa y espada al que fue su vicepresidente (2013-2017) Jorge Glas, encarcelado por corrupción. “Pondría las manos al fuego por él”, enfatiza para luego destacar que Glas es un preso político, como el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

Lenín Moreno es un impostor profesional, mientras nos necesitó, nos utilizó; luego nos metió la puñalada”, ha afirmado el expresidente de Ecuador, Rafael Correa.

 

Otro tema de la entrevista se ha centrado en el caso de Venezuela, y preguntado si cree que en el país bolivariano se estén practicando “torturas” y “abusos” en materia de derechos humanos como aseguran varios organismos internacionales, Correa categóricamente ha rechazado esas afirmaciones.

“Yo no creo eso, yo no creo eso. Yo no creo que haya torturas en Venezuela. Lo que sí creo es que hay una doble moral impresionante, imagínese por un instante si lo que le están haciendo a Jorge Glas o a Lula se lo hubieran hecho en Venezuela a un opositor, ya estaría invadida Venezuela. Hay mucha doble moral”, ha respondido.

Correa explica que pensaba retirarse de la política pero la situación actual, que él llama “contrarrevolución”, lo obligó a repensar su decisión. Además, sigue defendiendo con fervor su gestión al mando de Ecuador durante los 10 años que ejerció como jefe de Estado, si bien, reconoce haber cometido errores, se centra en uno: “la elección de los candidatos para sucederlo”. 

lvs/ncl/mkh

Comentarios