• El viceministro iraní de Petróleo, Amir Hosein Zamaninia.
Publicada: domingo, 5 de mayo de 2019 15:56
Actualizada: domingo, 5 de mayo de 2019 17:31

Irán ha movilizado todos los recursos para vender su petróleo en un “mercado gris” para evitar las sanciones “ilegítimas” de EE.UU., anuncia un alto cargo persa.

“Vendemos petróleo en un mercado gris recientemente descubierto utilizando todas nuestras capacidades”, ha declarado este domingo el viceministro iraní de Petróleo, Amir Hosein Zamaninia, sin ofrecer más detalles al respecto.

Durante un encuentro mantenido en Teherán (capital persa) sobre las sanciones impuestas por EE.UU. al petróleo iraní y sus consecuencias, Zamaninia ha insistido en que tal medida “no es contrabando”, sino que es una respuesta a las restricciones que Irán no considera “ni justas ni legítimas”.

El viernes, el Departamento de Estado de EE.UU. anuló las exenciones que permitían a ocho países —a saber: Turquía, China, Grecia, La India, Italia, Japón, Corea del Sur y Taiwán— importar crudo persa sin enfrentar las sanciones estadounidenses, y amenazó con acciones coercitivas a los que no lo obedezcan.

Por su parte, Irán ha asegurado en reiteradas ocasiones que seguirá vendiendo su petróleo pese a las sanciones de EE.UU., y afirmado que responderá en su momento a las “acciones ilegales” de Washington en su contra.

Vendemos petróleo en un mercado gris recientemente descubierto utilizando todas nuestras capacidades”, dice el viceministro de Petróleo de Irán, Amir Hosein Zamaninia, en respuesta a las sanciones de EE.UU. al petróleo iraní.

 

Por otro lado, el viceministro iraní ha recordado que los países europeos han ratificado en distintas ocasiones su apoyo el acuerdo nuclear sellado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 —entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania— pese a la salida unilateral de Washington del mismo.

No obstante, ha denunciado que todavía el mecanismo de financiamiento Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales) —creado por el Reino Unido, Francia y Alemania el pasado mes de enero para proteger sus vínculos comerciales con Irán ante las ilegales sanciones de Washington contra Teherán— no se ha puesto en marcha debido a las presiones de EE.UU.

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, ha criticado, a su vez, la falta de compromiso de la Unión Europea (UE) con el acuerdo nuclear y avisado de que esa negligencia podría conllevar el fin del pacto.

fmk/anz/hnb/rba

Comentarios