• El portavoz de la Cancillería de Irán, Seyed Abás Musavi, en una conferencia de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: miércoles, 29 de abril de 2020 13:23

Irán reacciona a los recientes acontecimientos en Yemen y expresa su apoyo a la integridad territorial del país, devastado por los bombardeos de Arabia Saudí.

“Con base a su política principal, la República Islámica de Irán apoya a un Yemen unido que mantenga su integridad territorial”, ha subrayado este miércoles el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Seyed Abás Musavi.

El diplomático persa se ha referido a los nuevos incidentes en el sur de Yemen, donde los milicianos del llamado Consejo de Transición del Sur (STC, por sus siglas en inglés), dirigido por los Emiratos Árabes Unidos (EAU), declararon el sábado un autogobierno en varias áreas, entre ellas la ciudad de Adén.

Conforme ha denunciado Musavi, tales actos no resuelven los problemas actuales de Yemen, sino que complicarán la situación en el país más pobre del mundo árabe, que desde el 26 de marzo de 2015 es objeto de ataques de Arabia Saudí y sus aliados, quienes buscan restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi.

Al mismo tiempo, ha hecho hincapié en la necesidad de poner fin a la guerra en Yemen y levantar el bloqueo impuesto por la monarquía árabe en su contra. La única vía para establecer la estabilidad en Yemen, es la unidad entre yemeníes y el diálogo entre diferentes grupos para formar un gobierno unido, ha agregado.

 

El STC, que comprende cinco provincias sureñas de Yemen, fue creado en 2017 como resultado de las rivalidades entre los saudíes y los emiratíes.

Milicias apoyadas por los EAU declaran autogobierno después de que los grupos armados, fieles a Mansur Hadi, un estrecho aliado de Riad, hayan expulsado a las fuerzas separatistas proemiratíes de una base en el archipiélago yemení de Socotra, situado en el golfo de Adén en el océano Índico.

Las grietas en las relaciones Riad-Abu Dhabi se hicieron evidentes en agosto, después de que los separatistas, apoyados por los EAU, se apropiaron de todos los campamentos militares pertenecientes a los leales a Hadi en Adén. Como resultado de las presiones provenientes del exterior, las dos partes pactaron en noviembre un acuerdo para poner fin a la lucha de poder en el sur de Yemen y formar un gobierno, con un reparto igualitario de ministerios entre ambas facciones.

ftn/lvs/mkh/hnb