• El comandante de la Fuerza de Defensa Antiaérea del Ejército iraní, el general de brigada Alireza Sabahifard.
Publicada: jueves, 13 de junio de 2019 8:11

Un oficial iraní dice que cualquier mínimo movimiento de los enemigos de Irán está bajo la mira del país incluso desde miles de kilómetros de distancia.

El comandante de la Fuerza de Defensa Antiaérea del Ejército iraní, el general de brigada Alireza Sabahifard, al desestimar la reciente retórica belicista de EE.UU. contra Teherán, enfatizó que el adversario es “consciente de la capacidad militar de Irán”, por tanto, no osaría atacar al país persa.

“El enemigo está lo suficientemente informado de nuestra capacidad militar, de no ser así, sin duda alguna, nos atacaría. Además, sabe que no puede poner a prueba el poderío castrense de Irán, ya que su primer error sería el último”, apostilló el miércoles el alto mando castrense.

El general Sabahifard destacó la autosuficiencia del país persa en producir todo tipo de armamento, incluidos sistemas de radares, radares de reconocimiento y drones, y remarcó la preparación de las Fuerzas Armadas de Irán para responder a cualquier agresión del adversario.

El enemigo está lo suficientemente informado de nuestra capacidad militar, de no ser así, sin duda alguna, nos atacaría. Además sabe que no puede poner a prueba el poderío castrense de Irán, ya que su primer error sería el último”, subrayó el comandante de la Fuerza de Defensa Antiaérea del Ejército iraní, el general de brigada Alireza Sabahifard.

 

El oficial de alto rango persa precisó que las Fuerzas Armadas de Irán supervisan toda actividad del enemigo en el Golfo Pérsico y más allá y, para ello, utilizan las altas capacidades espaciales del país.

“Todas las actividades del enemigo están bajo la mira de Irán incluso desde miles de kilómetros de distancia, por lo que el adversario no puede alcanzar ningún punto del territorio iraní”, enfatizó.

La Administración estadounidense, desde el mayo de 2018 cuando abandonó el acuerdo nuclear con Irán, no ha dudado en usar una combinación de retórica dura, presión diplomática, sanciones económicas y ahora una postura militar para presionar al país persa a aceptar un nuevo pacto que rechace el desarrollo del poder militar iraní.

Ante la actual circunstancia, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha descartado la posibilidad de que estalle una guerra, y ha atribuido la atmósfera actual a la “adicción” de los responsables norteamericanos a la retórica amenazante.

Las Fuerzas Armadas iraníes, a su vez, han reafirmado su disposición para contrarrestar a una posible agresión foránea, aunque han advertido que cualquier medida de EE.UU. contra Irán encenderá todo oeste de Asia.

ftm/ncl/myd/mkh

Comentarios