• El asesor principal del comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general Morteza Qorbani.
Publicada: viernes, 7 de junio de 2019 14:07

Irán subraya que no es partidario de las guerras, pero dará una respuesta aplastante a cualquier agresión en su contra de sus enemigos.

“No somos gente belicosa en absoluto, pero responderemos a cualquier agresión de manera tajante”, ha dicho hoy viernes el asesor principal del comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general Morteza Qorbani, a la agencia local de noticias IRNA.

La República Islámica goza en la actualidad de un gran poderío militar y cuenta, en particular, con los mejores planificadores, combatientes e instalaciones militares, ha recalcado el alto mando antes de recalcar que Teherán plantará cara a todas las amenazas.

Según Qorbani, si ocurre un conflicto, la nación iraní luchará en la batalla con orgullo y fuerza de voluntad como lo hizo durante los ocho años de la guerra impuesta por Irak (1980-88).

No somos gente belicosa en absoluto, pero responderemos a cualquier agresión de manera tajante”, ha dicho el asesor principal del comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general Morteza Qorbani.

 

Por otro lado, el alto mando ha enfatizado que si los países de la región no son partidarios de la arrogancia y los sionistas, juntos con Irán podrán establecer “una superpotencia islámica”.

Qorbani también ha afirmado que en una posible guerra todos sufrirán, pero ha enfatizado que los iraníes están “preparados al cien por cien” para defender su país mediante sus “jóvenes héroes”.

El responsable militar persa ha hecho estas declaraciones en un contexto de tensiones entre Irán y EE.UU., que aumentaron brusca​​​​mente en el primer aniversario de la salida de Washington del acuerdo nuclear Teherán-G5+1, cuando el país norteamericano endureció sus embargos al petróleo iraní y acentuó su presencia militar en el Golfo Pérsico.

Pese a esta escalada de tensiones, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha descartado la posibilidad de que estalle una guerra, y ha atribuido la atmósfera actual a la “adicción” de los responsables norteamericanos a la retórica confrontativa.

ftn/mla/tmv/hnb

Comentarios