• El comandante de la Fuerza Naval del Ejército de Irán, el almirante Hosein Janzadi, en una conferencia de prensa, 21 de noviembre de 2018. (Foto: IRNA)
Publicada: lunes, 13 de mayo de 2019 9:07
Actualizada: lunes, 13 de mayo de 2019 10:13

El comandante de la Armada de Irán exige la retirada de EE.UU. del oeste de Asia y llama a los países regionales a acabar con su dependencia de Washington.

“Esa presencia [de EE.UU. en la región] ha llegado a su fin, deben abandonar la zona”, dijo el domingo por la noche a los reporteros el comandante de la Fuerza Naval del Ejército de Irán, el almirante Hosein Janzadi.

Janzadi llamó, asimismo, a los aliados regionales de Washington a “rellanar el vacío” que generará la retirada de los estadounidenses.

“Han de dejar de depender de aquellos que refuerzan su poder como puedan ser los estadounidenses y rellenar ese vacío” por medio de “cooperaciones regionales”. Además dichas cooperaciones neutralizarán los complots de EE.UU. y fortalecerán el poder y la seguridad de todos los países regionales, insistió el almirante. 

La semana pasada, la Casa Blanca anunció que EE.UU. está desplegando al grupo de ataque del portaviones USS Abraham Lincoln (CVN-72) en el Golfo Pérsico para hacer frente a lo que llamó la amenaza de Irán.

Esa presencia [de EE.UU. en la región] ha llegado a su fin, deben abandonar la zona”, dice el comandante de la Fuerza Naval del Ejército de Irán, el almirante Hosein Janzadi.

 

Dicho anuncio ha aumentado aún más las tensiones entre Estados Unidos e Irán, ya bastante agravadas después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, retirara a su país del acuerdo nuclear (conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) y reimpusiera sus sanciones a Teherán.

Pese al rechazo de varios países regionales, Washington refuerza su presencia militar en el Oriente Medio a través del Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés) a fin de proteger sus intereses y los de sus aliados en la zona, como Arabia Saudí y el régimen de Israel, actualmente inmersos en conflictos en Yemen y en los territorios ocupados palestinos, respectivamente.

En reacción al envío de USS Abraham Lincoln al Golfo Pérsico, el comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade, advirtió ayer domingo que ese portaviones ya no representa una amenaza para Irán, más bien se percibe como un blanco militar.

Anteriormente, el canciller persa, Mohamad Yavad Zarif, aseguró que provocar una confrontación militar con la República Islámica sería “suicida” y denunció la “obsesión patológica” de EE.UU. con Irán.

tqi/mkh/nii/

Comentarios