• Miembros del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en un desfile militar.
Publicada: viernes, 12 de abril de 2019 16:00
Actualizada: viernes, 12 de abril de 2019 18:05

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán dispone de muchas opciones para responder a EE.UU., asegura un influyente medio estadounidense.

Un artículo publicado el jueves en la revista estadounidense Foreign Policy advierte a las autoridades estadounidenses de que el CGRI dispone de muchas opciones a la hora de responder a la designación por la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, del Cuerpo de Guardianes como terrorista.

Los autores del escrito, los politólogos Ariane Tabatabai y Colin P. Clarke, advierten de que la decisión de la Casa Blanca pone en riesgo la vida de los militares estadounidenses y los intereses de Estados Unidos.

“La decisión de la Administración de Trump estaba destinada a servir los intereses de Estados Unidos aislando a Irán. Parece que [la Administración] no ha tomado en consideración las muchas maneras por las que Irán puede tomar represalias”, se lee en el artículo.

Los politólogos recuerdan asimismo que el Cuerpo de Guardianes de Irán cuenta, además de su poderío militar, con un poderoso brazo cibernético que podría realizar ciberataques contra objetivos estadounidenses o en Estados Unidos si decide hacerlo.

Los analistas señalan además que con la retorsión iraní de considerar terrorista al Comando Central de Estados Unidos (Centcom, por su acrónimo en inglés) —que comanda a las tropas estadounidenses desplegadas en el oeste de Asia, norte de África y Asia Central— podría ser prácticamente imposible para EE.UU. negociar la libertad de sus uniformados si son detenidos por militares persas, como pasó en 2016 en el Golfo Pérsico, al adentrarse en espacio marítimo iraní.

Si se produce una situación similar a la del año 2016 (…), Washington no tendrá a su disposición los canales de comunicación formales e informales que en aquel entonces tenía para garantizar la libertad de sus marineros”, advierten los politólogos Ariane Tabatabai y Colin P. Clarke, recordando cuando militares persas detuvieron a un grupo de marines estadounidenses cuando se adentraron en el espacio marítimo iraní.

 

“Si se produce una situación similar a la del año 2016 (…), Washington no tendrá a su disposición los canales de comunicación formales e informales que en aquel entonces tenía para garantizar la libertad de sus marineros”, escriben los autores.

La acción de EE.UU. ha provocado un aluvión de rechazos y protestas en muchos países, aliados de Washington incluidos. Los detractores de la medida pronostican que no tendrá otro resultado que hacer escalar las tensiones en el suroeste de Asia.

Hasta el propio Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono) trató de impedir, según fuentes citadas por la página web estadounidense Politico, que se tomara la medida antiraní por temor a las repercusiones y a la respuesta de Irán.

hgn/mla/ftm/rba