• Vasos canopos de Badi Eset, descubiertos en el interior de su tumba en el centro de Egipto.
Publicada: jueves, 29 de octubre de 2020 19:28

Arqueólogos hallan en el centro de Egipto la tumba intacta del custodio del tesoro real y mantener las residencias del faraón de la dinastía XXVI (664-525 a.C.).

En el marco del hallazgo realizado en el yacimiento de Al-Qoreifa, en la necrópolis de Tuna el-Yebel (centro de Egipto), fueron descubiertas dos estatuas de piedra caliza en buen estado de conservación, ha informado esta semana Mustafa Waziri, al frente de la misión, y el secretario general del Consejo Superior de Antigüedades del país africano.

Los arqueólogos también encontraron vasos canopos, que solían contener las vísceras del difunto, que le eran extraidas durante el proceso de momificación. “Se trata de los más bellos que se han encontrado, realizados en alabastro con la forma de cuatro hijos de Horus, grabados con los títulos y los nombres del fallecido”, ha afirmado Waziri.

La tumba del custodio Badi Eset se ha datado en la Baja Época, concretamente en la dinastía XXVI y consta de un pozo funerario de diez metros de profundidad que conduce a una amplia estancia con nichos excavados en los muros.

 

tqi/ctl/mrp/rba