• El líder norcoreano, Kim Jong-un, observa lo que el país dice es un lanzamiento de prueba de un misil hipersónico, 11 de enero de 2022. (Foto: KCNA)
Publicada: jueves, 13 de enero de 2022 9:54

La Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, impuso sanciones a cinco funcionarios norcoreanos por la última prueba de misiles balísticos.

Mediante un comunicado emitido el miércoles, el Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció que impondría sanciones a cinco funcionarios norcoreanos por su papel en “adquirir bienes y tecnología” para los programas de misiles del país.

Uno de los cinco funcionarios tiene su base en Rusia, mientras que los otros cuatro se encuentran en China. El Tesoro los acusó de proporcionar dinero o servicios a la Segunda Academia de Ciencias Naturales de Corea del Norte, que, a su juicio, está muy “involucrada en los programas de defensa militar” de Pyongyang.

Por el mismo motivo, la potencia occidental también anunció embargos contra un ciudadano norcoreano ajeno al Gobierno, un ruso y una empresa rusa, todos acusados por su supuesto apoyo a las actividades militares de Corea del Norte.

Los últimos lanzamientos de misiles de Corea del Norte constituyen una prueba más de que sigue desarrollando sus programas prohibidos a pesar de los llamamientos de la comunidad internacional en favor de la diplomacia y la desnuclearización”, señaló al respecto el subsecretario del Departamento del Tesoro de EE.UU. para Terrorismo e Inteligencia Financiera, Brian E. Nelson.

 

Según el informe, las sanciones congelan cualquier activo que los objetivos tengan en las jurisdicciones de EE.UU., prohíben a los estadounidenses hacer negocios con ellos y someten a empresas e individuos extranjeros a posibles embargos por transacciones con ellos.

El Departamento del Tesoro concluyó que las sanciones se impusieron luego de seis lanzamientos de misiles balísticos por parte de Pyongyang desde septiembre de 2021.

Tras el lanzamiento del último misil balístico que marcó la segunda prueba de Corea del Norte en cinco días, el líder norcoreano, Kim Jong-un, instó el martes a los científicos militares a “acelerar aún más los esfuerzos para desarrollar constantemente el músculo militar estratégico del país, tanto en calidad como en cantidad, y modernizar aún más el Ejército”.

No obstante, Pyongyang ha asegurado en varias ocasiones que el fortalecimiento de su capacidad militar solo tiene un carácter de autodefensa ante las acciones hostiles y maniobras entre su “mayor enemigo”, EE.UU. y su aliado cercano, Corea del Sur.

sar