• Misiles balísticos Hwasong-15 en un desfile miiltar en Pyongyang, la capital de Corea del Norte, 10 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 19 de octubre de 2021 11:43

Tokio se muestra nervioso ante el nuevo ensayo misilístico de Corea del Norte hacia el mar de Japón (mar del Este) y lo tacha de una “amenaza grave” para el orbe.

El primer ministro japonés, Fumio Kishida, ha confirmado el disparo de dos misiles balísticos submarinos de Pyongyang a las 10:17 (hora local) de este martes desde un lugar cercano a Sinpo, ciudad portuaria situada en la costa del mar de Japón, en la provincia norcoreana de Hamgyong del Sur.

Desde mayo de 2019, Corea del Norte ensaya sus misiles con frecuencia. Es obvio que busca mejorar sus tecnologías. Las continuas pruebas norcoreanas son una amenaza grave para toda la comunidad internacional, incluido Japón”, ha dicho el premier nipón.

Además, un portavoz del Gobierno de Japón ha declarado que, con este lanzamiento, Pyongyang ha violado las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU).

El lanzamiento se produjo en el momento en que los jefes de inteligencia de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón tenían previsto reunirse en Seúl (capital surcoreana) para discutir sobre los recientes lanzamientos de Corea del Norte, entre otros asuntos.

 

Por su parte, el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur se ha hecho eco de los disparos de su vecino norteño, diciendo que sus Fuerzas Armadas “están vigilando de cerca la situación” y que Seúl mantendrá “una postura de preparación en estrecha colaboración con Estados Unidos” en el caso de lanzamientos adicionales por parte de Corea del Norte.  

Durante mucho tiempo, Japón ha abogado por la campaña liderada por Estados Unidos para aplicar la máxima presión y sanciones a Corea del Norte por su programa nuclear. A su vez, el Gobierno norcoreano, liderado por Kim Jong-un, denuncia que Tokio, siguiendo los pasos de EE.UU., busca crear una amenaza fabricada respecto a su programa nuclear y de misiles y así “provocar una ola de militarismo”. 

glm/ncl/mrg