• Soldados surcoreanos en maniobras conjuntas con EE.UU. en la zona surcoreana de Pohang, 2 de abril de 2017.
Publicada: viernes, 30 de marzo de 2018 9:12

Estados Unidos y Corea del Sur despliegan cientos de miles de soldados para sus masivas maniobras anuales en la península coreana, a pesar de las advertencias de Corea del Norte de que la reanudación de estos ejercicios pondría en peligro los actuales diálogos entre Pyongyang y Seúl.

Según ha informado este viernes la agencia británica de Reuters, citando al Departamento de Defensa de Estados Unidos (Pentágono), cerca de 24 000 soldados estadounidenses y 300 000 surcoreanos participarán en unos ejercicios que se dividirán en dos partes: el primero comenzará el próximo domingo y el otro, a mediados del mes de abril.

En diciembre, EE.UU. y Corea del Sur decidieron posponer sus ejercicios militares Key Resolve y Foal Eagle, que habitualmente se llevan a cabo en marzo, hasta después de los Juegos Olímpicos (JJ.OO.) y Paralímpicos de Invierno 2018 —que se celebraron en la ciudad surcoreana de Pyeongchang—, a fin de reducir las tensiones durante los juegos. 

Más tarde, a finales de enero, el Ministerio de Defensa de Corea del Sur anunció que Seúl y Washington reanudarían los ejercicios militares conjuntos, algo que según Pyongyang volverá a situar a la península coreana al borde de la catástrofe.

Entendemos que las maniobras (conjuntas de EE.UU. y Corea del Sur) se realizarán en una escala similar a los ejercicios realizados en el pasado. Para hacer que Corea del Norte responda de forma apropiada, las maniobras son de gran importancia”, ha aseverado el ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera.

 

No obstante, los aliados de EE.UU. en la región, entre ellos Japón, han defendido estos ejercicios conjuntos en la península de Corea, destacando que las maniobras servirán para ejercer una mayor presión sobre Pyongyang. 

“Entendemos que las maniobras se realizarán en una escala similar a los ejercicios realizados en el pasado. Para hacer que Corea del Norte responda de forma apropiada, las maniobras son de gran importancia”, ha insistido este viernes el ministro de Defensa de Japón, Itsunori Onodera.

Las dos Coreas, divididas desde que terminó la Guerra de Corea en 1953, aprovecharon la oportunidad de los JJ.OO. de Invierno para dar pasos hacia la normalización de las relaciones bilaterales. No obstante, Pyongyang denuncia los esfuerzos de Washington para impedir este acercamiento.

Las nuevas maniobras llegan en una especial coyuntura, pues las dos Coreas han acordado para el próximo 27 de abril una reunión directa en Seúl entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

myd/nii/

Comentarios