• Soldados norcoreanos marchan durante un desfile militar con ocasión del 70º aniversario del Ejército del país, 8 de febrero de 2018.
Publicada: sábado, 3 de marzo de 2018 0:45
Actualizada: sábado, 3 de marzo de 2018 1:14

En los primeros días de un conflicto bélico entre Corea del Norte y Estados Unidos, resultarán heridos o morirán unos 10.000 soldados estadounidenses, advirtió un grupo de altos mandos militares del Ejército y del Departamento de Defensa (Pentágono).

La semana pasada, varias unidades estadounidenses llevaron a cabo una serie de maniobras militares confidenciales en la isla de Hawái, bajo la supervisión de altos mandos del Pentágono, incluidos el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Mark A. Milley, y el general Raymond Thomas, que dirige el Mando de Operaciones Especiales, reportó el miércoles el diario New York Times.

Durante los ejercicios, las fuerzas estadounidenses simularon ataques a Corea del Norte y analizaron una serie de escollos que podrían obstaculizar las ofensivas contra su rival asiático, indicó el rotativo.

Uno de esos obstáculos es la capacidad limitada del Pentágono para evacuar diariamente a los soldados heridos en la península coreana, agregó la fuente, que citó a altos mandos involucrados en los simulacros.

“Un problema más grave sería si Corea del Norte toma represalias con armas químicas”, apostilló el informe y cifró en 10.000 efectivos el posible número de bajas en las filas estadounidenses.

Un problema más grave sería si Corea del Norte toma represalias (contra EE.UU.) con armas químicas”, apostilló el informe publicado por el diario estadounidense The New York Times.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado en varias ocasiones a Corea del Norte con “una opción militar”. Tales advertencias no han recibido la luz verde del jefe del Pentágono, James Mattis, quien describió la guerra Washington-Pyongyang de “catastrófica”.

Mientras tanto, Estados Unidos desoye las denuncias de Pyongyang sobre militarización de sus fronteras, y sigue realizando ejercicios militares con Seúl o Tokio.

Corea del Norte, a su vez, ha tachado las maniobras militares de EE.UU. de una “peligrosa provocación militar”, que “encienden el tren de una guerra” en la región.

mnz/ctl/snz/mjs